12 años después ¡LA APPO VIVE! | ¡Este movimiento es de bases, no de líderes!

Mientras muchos por la mañana veían el inicio del torneo mundial de futbol que se celebra en Rusia; maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, organizaciones sociales y el pueblo salieron a marchar en Oaxaca en conmemoración de los 12 años del desalojo fallido por parte de las fuerzas policiales por órdenes de Ulises Ruiz Ortiz, gobernador de Oaxaca.

La madrugada del 14 de junio del año 2006 el gobierno del tirano Ulises Ruiz Ortiz ordenaba a las fuerzas estatales y municipales desalojar el plantón magisterial-popular que se mantenía en 54 cuadras alrededor del zócalo, hecho que salió contraproducente pues los maestros se negaron a retirarse del zócalo al haber heridos y detenidos, en tanto que transcurría la mañana más y más maestros se acercaron al Zócalo para afrontar a los policías que se valían de balas de goma, bombas lacrimógenas y gas mostaza.

El gobierno de Ulises y su gabinete era a tal grado corrupto y anti democrático que las colonias, pueblos y organizaciones ofrecieron sin miramientos solidaridad a los maestros quienes en su pliego petitorio mantenían demandas sociales tales como: becas escolares, desayunos escolares, calzado para niños de escasos recursos, entre otr

os.

Conforme fue aclarando el día, las bocacalles alrededor del Centro Histórico se llenaron de combatientes clandestinos que lo mismo pasaban agua, improvisados cubre bocas, recogían piedras, lanzaban piedras, atendían heridos o gritaban consignas.

La incursión represiva del gobierno fue un total fracaso, los miles y miles de oaxaqueños se volvieron una fuerza única inquebrantable que logró neutralizar a los policías, detener a varios de ellos, canjearlos por los detenidos del movimiento e incluso dar el salto de la lucha económica a la lucha política, pues este hecho originó la necesidad de exigir la salida de Ulises Ruiz Ortiz y su gabinete del gobierno de Oaxaca.

Días después se creo la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca que concentró la necesidad de organizar el descontento y orientó la lucha contra el Estado durante 5 meses que duró la denominada “Comuna de Oaxaca” que para muchos es y sigue siendo un ejemplo de embrión de organización asamblearia (soviets) insurreccional y ejecución popular de gobierno; tanto policías magisteriales, el cuerpo de topiles, la organización de barricadas para la autodefensa, la utilización de medios de comunicación, la conformación de un Consejo Popular, la organización de la vida social son ejemplos de ello.

 

12 años han pasado y miles de oaxaqueños recuerdan aquellas batallas históricas, las horas de angustias, los momentos de combate, los debates en las barricadas, las canciones revolucionarias en las radios y no como añoranzas viejas y caducas sino como experiencias para los combates próximos en la lucha de clases.

Las enseñanzas del 2006 en las formas de lucha y organización abonaron a la derrota del PRI en las elecciones de 2010; germinaron la insurgencia magisterial en el 2013, concientizaron para el boicot electoral en el 2015, nos prepararon para las embestidas fascistas del Estado en el 2016.

Hoy salieron miles, seguirán saliendo miles a las calles mientras el régimen siga imponiendo la violencia, la miseria y la explotación. Hoy Oaxaca nos recordó que la historia la hacen las masas o como dijeran “Este movimiento es de bases, no de líderes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *