La crisis hídrica en Oaxaca nos orilla a luchar

Un bloqueo carretero para exigir el suministro de agua potable que desde hace mas de un mes no llega fue realizado el pasado miércoles 13 de diciembre por vecinos de la colonia Eliseo Jiménez Ruiz, de la agencia de Candiani perteneciente al municipio de Oaxaca de Juárez.

Con la creciente ciudad, el proceso de gentrificación, la instalación de centros comerciales y empresas de turismo, la crisis del agua en el municipio de Oaxaca de Juárez y municipios conurbados es una realidad.

A través de medios de comunicación Omar Pérez, director general del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Soapa) reconoce que hay escasez de agua potable para los habitantes de la ciudad.

Los datos recientes arrojan que 2 de cada 10 habitantes en la capital no reciben agua potable, y tienen que adquirir servicios de pipas con costos de 600 a 800 pesos por 2, 500 litros. Se habla de una red de agua potable obsoleta, tomas clandestinas, tuberías dañadas y falta de mantenimiento de los pozos profundos que suministran el vital líquido.

Como medida de emergencia se anunció el programa “Juntos llevamos vida” que a través de negocios privados pretende repartir el vital liquido a las colonias populares hasta finales de diciembre; sin embargo, esto no ha sido suficiente ante el grave problema que no se atendió a tiempo; la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) advirtió a principios de año que Oaxaca iba a tener desabasto de agua para la población ante la falta de lluvias y escasa recarga de los mantos freáticos.

Lo que sucede en Oaxaca es un problema mundial, empresas y el Estado emiten campañas para prevenir la escasez del agua poniendo al centro la responsabilidad a los habitantes y dicen “Cuida el agua” “reporta las fugas” “Almacena el agua que necesites” “recicla el agua” estas campañas pueden ayudar, pero no cambian el destino de la escasez.

Lo que el Estado y sus administradores en turno no dicen es que en gran medida los escases de agua se debe a la falta de prevención y políticas públicas que pongan al centro el cuidado de la naturaleza, por su parte las empresas son las responsables del mayor gasto del agua potable tanto las refresqueras que tienen concesiones de agua como las mineras, las agroindustrias y las empresas turísticas al por mayor. Algunos mas especulan como los negocios particulares que se dedican a la venta del líquido, solo por poner algunos ejemplos.

Oaxaca camina al desabasto generalizado si no se cambia la política que solo beneficia a las grandes empresas por sobre la población en general.

Comparte en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *