Posicionamiento de la CNTE ante la iniciativa educativa de AMLO

A continuación reproducimos el texto posicionamiento de la CNTE que ha emitido la dirección política nacional.

POSICIONAMIENTO ANTE LA INICIATIVA FEDERAL CON PROYECTO DE DECRETO, POR EL QUE SE REFORMAN
LOS ARTÍCULO 3º, 31 Y 73 CONSTITUCIONALES.

 

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), declara al pueblo y a la nación mexicana su compromiso con la educación pública y gratuita, además de los derechos de la población. Ratifica su convicción de lucha y su aspiración de transformación social; que se asume como parte del pueblo y junto con él, seguirá exigiendo y construyendo la patria que necesitamos los mexicanos.
La CNTE reconoce que en un contexto político social diferente y esperanzador, que dejaron los resultados electorales, las condiciones que existen para solucionar los conflictos heredados del gobierno de EPN, deben revisarse a profundidad y ser solucionados.
Desde antes de 2013, cientos de miles de trabajadores de la educación de todos los estados del país aglutinados en la Coordinadora, única organización magisterial que ha sostenido una tenaz resistencia contra lo que consideramos la más brutal embestida hacia nuestros derechos laborales, sindicales, sociales y profesionales, además de establecer una abierta desobediencia que de manera dolosa y perversa se le ha denominado Reforma Educativa, que a la fecha la mantenemos en un fracaso total.
A esta lucha social se han integrado estudiantes, padres de familias, trabajadores del campo y la ciudad, que habitamos las entidades federativas con mayor pobreza, marginación, explotación y violencia. Esa parte del México que muchos gobernantes han preferido ignorar, reaccionando de manera virulenta y con ánimo represor cuando su gente se concientiza y se organiza para protestar.
El actual presidente López Obrador ha presentado al poder legislativo su iniciativa de reforma al artículo 3º, 31º y 73º de la constitución política ante lo cual, la CNTE manifiesta:
Que la evaluación punitiva no es el único elemento contrario a la educación pública; por ende es necesario establecer un acuerdo nacional que recupere el proceso cultural de la educación para los mexicanos, debe abrogar la reforma educativa de manera completa; esto se logra abrogando la matriz constitucional de la reforma educativa, sus leyes secundarias y todos sus componentes: Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Servicio Profesional Docente, Nuevo modelo Educativo, Reforma en Normales, Autonomía de Gestión, SIGED; FONE; Escuelas al Centro, Escuelas al CIEN, Escuelas de Tiempo Completo.
La iniciativa de ley con la que se pretende reformar los artículos, 3°, 31° y 73 constitucionales, no resuelve la abrogación de la reforma educativa vigente. Esta iniciativa corresponde a un modelo neoliberal puesto que aún contempla términos como la “excelencia” que perfecciona el concepto infundado de “calidad” que no son términos pedagógicos, sino empresariales, planteados desde la perspectiva de la OCDE y Mexicanos Primero, que distorsionan el carácter universal y humanízador que debe prevalecer en la educación.
Dicha propuesta de reforma sigue siendo punitiva toda vez que en la Fracción VIII se proyecta leyes secundarias con carácter punitivo, este apartado pide constitucionalmente que el Congreso de la Unión expida leyes que entre otras cosas señalen sanciones aplicables a los funcionarios que no cumplan o no hagan cumplir las disposiciones relativas, lo mismo a todos aquellos que las infrinjan. La acreditación y certificación para las escuelas y maestros, como lo promueve la fracción IX, puede representar el cierre y la privatización de los planteles educativos y condicionaría la permanencia de los trabajadores de la educación al no cumplir con los estándares e indicadores de estos procesos. Lo que en la práctica sustituiría el requisito de idoneidad con todos sus efectos.
Es un proyecto de educación técnica fundamentado desde la innovación educativa, desvalorizando al trabajador de la educación al no reconocerlo como un profesional de su práctica docente. Se le da continuidad a un proyecto para sólo administrar los contenidos de la educación básica. Esta iniciativa deroga la Fracción V lo que derivaría la desaparición de los niveles: inicial, especial, educación física, educación para adultos y otras; porque excluye al estado de la obligación de promover y atender todos estos tipos y modalidades educativas.
También representa un retroceso para los pueblos originarios al plantear una Educación Bicultural y Bilingüe debiendo ser Pluricultural, Intracultural-Plurilingüe e Intercultural – Bilingüe. No plantea un sistema de formación y profesionalización que responda a las verdaderas necesidades de los trabajadores de la educación en el país. Sino la actualización con enfoque técnico. Tampoco contempla el reconocimiento a proyectos educativos que llevan a cabo los estados en una educación que responda a sus realidades culturales, sociales y económicas.
Se mantiene un proyecto de estandarización de la educación y reproduce un sistema individualista y vertical de superación profesional con un corte técnico y pragmático designado desde diversos organismos internacionales, es una reforma excluyente al sólo referirse a los maestros. Sustituye el INEE por un centro de certificación.
La política pública en materia educativa se deja en manos de la clase empresarial y gubernamental del país en
virtud de la conformación del consejo consultivo y del consejo directivo que se propone en la reforma con la
creación del centro para la revaloración del magisterio y la mejora continua de la educación mediante la
intervención de maestros destacados a criterio del ejecutivo que puede significar la exclusión de la
representación sindical, avala injerencias de la sociedad civil que se dediquen a la mercantilización de la
educación y con ello, se permite la incursión de poderes fácticos y grupos empresariales como “mexicanos
primero”.
Desde esta perspectiva, proponemos una verdadera transformación educativa, que arranque con los
planteamientos desde el núcleo mismo del proceso educativo que sea capaz de movilizar en torno suyo a los
actores y fuerzas sociales más importantes dentro y fuera de la educación, sobre todo a los maestros,
estudiantes, padres de familia, comunidades, barrios y colonias, una educación que descolonice el
pensamiento y forme al sujeto histórico social.
La CNTE en sus diferentes contingentes y militancia, hemos desarrollado durante décadas, planes y proyectos
educativos acordes a las necesidades de las comunidades y poblaciones, también respetando las formas de
organización de las mismas.
En este sentido real de una educación otra, rechazamos enérgicamente el nuevo modelo educativo de la mal
llamada reforma educativa porque sus programas se orientan en dos sentidos: el gasto público, de por sí
precario, para que sea la iniciativa privada quien lo administre y la práctica de la docencia, que ha sostenido la
educación pública en todos los tiempos, a una práctica de tutoriales donde no consideran las visiones
epistemológicas, pedagógicas y psicosociales, entre otras, inherentes al ser humano.
Una educación otra sustentada en los enfoques: Humanista, Integral, Holístico, Comunal, Clasista, Gratuito,
Público y equitativo, Universal, Nacionalista e Internacionalista.
Para garantizar la obligación del estado a impartir educación, esta iniciativa debería contener en el artículo
tercero la garantía de suficiencia presupuestaria que de acuerdo a la UNESCO debe ser del 12% del PIB.
El tercero constitucional debe de ser un artículo esencialmente educativo y pedagógico, sin contener
disposiciones que priven derechos laborales y sindicales, ya que éstas están reguladas para todos los
Trabajadores al Servicio del Estado en el apartado B del artículo 123 constitucional. Por lo tanto, el artículo 3º a
reformar no debe significar un régimen de excepción laboral como lo plantea al proponer el Servicio
Profesional del Magisterio o el Servicio de Carrera Magisterial.
Igual que con la tramposa Autonomía de Gestión que en la reforma de Peña Nieto se incluyó para
responsabilizar a los padres de familia del mantenimiento y sostenimiento de los planteles educativos, hoy las
adiciones a la fracción IV del artículo tercero y fracción primera del artículo 31 de la Carta Magna, se usará
como una herramienta de imposición ideológica y política gubernamental, para que si no es con el
convencimiento adoctrinante, sea mediante la confrontación entre maestros y padres de familia como se force
la implementación de los programas pretendidos por el actual gobierno, tal es el caso de la pretensión
empresarial de extender el horario de clases a ocho horas como la jornada laboral.
Respecto a la fracción XXV del 73 Constitucional, extrañamente proponen reformarlo sin plantear ningún
cambio, de mantenerse así estarían convirtiendo al Servicio Profesional Docente en un ente con vacío jurídico
pero con recursos humanos y financieros a disposición de la SEP, cuyo uso discrecional y por lo oneroso del
presupuesto que se le asigna año con año, representaría por lo menos un ejercicio de malversación de fondos
en menoscabo de la Educación Pública.
En suma, se avizora que esta propuesta de reforma da continuidad al proyecto educativo neoliberal reforzado
nuevamente por la relación reciente que sostiene Moctezuma Barragán con la OCDE, misma que fue parte del
conflicto por la implementación de la reforma de EPN.
Advertimos a la base trabajadora que la reforma peñista continua vigente y la que está por venir no garantiza la
abrogación en términos como lo plantea la CNTE por lo que hacemos el llamado a la base trabajadora del país
para continuar con la organización y la resistencia bajo los principios de lucha de la Coordinadora dado que
resulta imprescindible sostener nuestras demandas de resarcir de inmediato todos los daños ocasionados por
la implementación de la reforma educativa: abrogación total de la mal llamada reforma educativa,
reinstalación de los docentes cesados, suspensión inmediata de los procesos de evaluación punitiva, se
garantice la plaza automática a los egresados de las escuelas Normales, sea detenida la aplicación del Nuevo
Modelo Educativo, por una educación con pertinencia cultural y verdadera participación de los trabajadores
de la educación en su construcción, dar solución a las demandas económicas y salariales no resueltas,
además de la libertad de todos los presos políticos, cancelación de todo proceso jurídico, penal, laboral y
administrativo derivado de la implementación de las reformas estructurales en particular de la mal llamada
Reforma Educativa.
Ciudad de México a 2 de febrero de 2019.
¡POR UNA EDUCACION, PUBLICA Y GRATUITA¡
¡JUSTICIA PARA NOCHIXTLAN!
¡APARICIÓN CON VIDA DE LOS 43 ESTUDIANTES DE AYOTZINAPA!
UNIDOS Y ORGANIZADOS ¡VENCEREMOS!
DIRECCIÓN POLITICA NACIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *