Venezuela y los apagones

Las medidas de Estados Unidos para ocupar militarmente Venezuela han pasado a realizar atentados a la energía eléctrica, provocando los apagones en casi todo el país. Frente a los fallidos intentos en los que han recurrido las fuerzas de derecha desde dentro y fuera del país, se busca realizar los golpes más demoledores que logren el objetivo de derrocar a Maduro, mediante el rechazo de las masas venezolanas, ante la incapacidad de resolver la crisis que le profundizan.

Los apagones son parte del sabotaje organizado por Estados Unidos y sus acólitos, que se acompaña de una intensa y ruin propaganda que busca confundir, manipular a las masas, oponerlas al gobierno, llevarlas a las desesperación y a la movilización por la caída de Maduro. Hacia fuera  siguen presentando a Maduro como un gobierno socialista dictatorial; no solo buscan desprestigiar con eso a Maduro, sino a todo el movimiento socialista y comunista, para derrotar a dos objetivos de un solo golpe e impedir que precisamente por esa vía socialista curse el destino de Venezuela. La propaganda burguesa siempre ha sido falas, violenta, manipuladora y discriminatoria.

El sabotaje a la energía eléctrica ha sido un duro golpe que ha afectado la producción y directamente y la vida de los trabajadores de Venezuela, ha escaseado el servicio del agua, afectado los servicios hospitalarios, el abasto de las mercancías básicas, etc., esto se agudizará si el gobierno no toma medidas más radicales, como pasar al control total de la producción con la clase obrera y por tanto a la dirección militar del proceso para enfrentar la ofensiva.

El desembarque de militares rusos, como el “apoyo” económico de China, no pueden ser la base para desplegar una respuesta a los contrarios, porque la factura estos otros imperialistas las cobraran igual o peor. Por el momento estos dos países imperialistas no dejarán de intervenir abierta o encubiertamente por sus intereses creados, como parte de su política por extender y aumentar su exportación de capitales.

Las prédicas y acciones políticas, como la asunción de Guaidó como gobernante, las acciones terroristas, como las “guarimbas” y el intento de asesinato de Maduro, las sanciones económicas, etc., de EU y la derecha venezolana no han mellado del todo la conciencia del pueblo de Venezuela, pero eso no puede ser siempre así, en tanto no se eleve la conciencia y la lucha del pueblo, que el gobierno llamado bolivariano está obligado a hacer, sin embargo tiene la limitación ideológica e histórica de no estar en la verdadera vía revolucionaria y socialista para desplegar una intensa labor ideológica, organizativa y militar para no solo impedir un ataque extranjero o un golpe de Estado, sino para imponer un régimen realmente socialista basado en la organización y acción revolucionaria de los proletarios venezolanos para derrotar definitivamente esas intentonas.

Los pueblos del mundo debemos desplegar la solidaridad permanente a favor del pueblo venezolano con la movilización y las acciones que hagan fracasar los intereses de los parásitos y explotadores del capitalismo-imperialismo.

 

Artículo de Vanguardia Proletaria #549

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *