Las elecciones intermedias de 2021 en México

En las elecciones intermedias de junio de 2021 votaron 47.1 millones de personas, el 52% del total del padrón electoral, con un 48% de abstencionismo. Los dos grandes polos económico-político-electorales mayoritarios que se expresaron en las pasadas elecciones, y que representan las dos principales fracciones de la oligarquía financiera que se disputaron la mayoría de espacios en la Cámara de Diputados Federal, diputaciones locales, gubernaturas, presidencias municipales y alcaldías, son: a) la llamada “Cuarta Transformación” (4T)-Morena y aliados, y b) su oposición de derecha golpista-fascista (PRI, PAN, PRD) y anti 4T, y Movimiento Ciudadano (MC) que oscilará mercenariamente hacia el mejor postor, aunque desde el 2018 se ha mantenido aliado a la derecha golpista.

     Estos dos grandes polos son representativos de dos fracciones de la oligarquía financiera; la 4T representante de la fracción oligárquica encabezada por el Consejo Asesor Empresarial (CAE), Ricardo Salinas Pliego, y Carlos Slim; y la derecha golpista fascista representante de una fracción de la oligarquía encabezada por José Antonio Fernández Carbajal de FEMSA y del CCE, Valentín Diez Morodo del CEMCE y Claudio X González. 

     La totalidad de la próxima Cámara de Diputados Federal estará integrada por diputados de ambas fracciones. La 4T tendrá 279 diputados (197 de Morena, 44 del PVEM y 38 del PT), la derecha golpista fascista tendrá 197 diputados (111 del PAN, 69 del PRI, 24 de MC y 17 del PRD), ambas fracciones oligárquicas preparan su siguiente gran confrontación en esta cámara en el marco de la aprobación del presupuesto de egresos 2022, para el último trimestre de 2021, estando al centro qué fracción se embolsará la mayoría de dicho presupuesto. Para ellos, el país y la mayoría de la población no tenemos la menor importancia; los presupuestos federales, y lo vivido, de 2018 a la fecha, como la más reciente tragedia de la Línea 12 del Metro, la brutal represión a normalistas, y a los campesinos de Hidalgo, así lo demuestran.

     Ambas fracciones tienen en común un mismo proyecto oligárquico de nación, de mayor explotación, saqueo y opresión del proletariado, las masas populares y los pueblos, buscando despojarlos de sus mínimas condiciones de vida, en plena depresión económica y pandemia, para acrecentar al máximo sus ganancias oligárquicas, pretendiendo sortear, en las mejores condiciones para sí mismos, la depresión económica y sanitaria. Su diferencia entre fracciones capitalistas, estriba en cuál de ellas se llevará la mayor tajada, las mayores ganancias y beneficios de dicho proyecto oligárquico. Todos los nuevos diputados federales servirán a este proyecto oligárquico, consciente o inconscientemente, al lado de una u otra facción de la oligarquía financiera, desde los más convencidos de él, hasta los más novatos e ingenuos que crean que están sirviendo a una “Cuarta Transformación” o a un “proyecto popular diferente” al proyecto al que realmente sirven.

     Respecto a las 15 gubernaturas disputables en la elección del 6 de julio, la 4T ganó 12 (Baja California Sur, Baja California, Sonora, Sinaloa, Zacatecas, Nayarit, Michoacán, Colima, Guerrero, Tlaxcala y Campeche) en tanto que la derecha golpista se quedó con Nuevo León, Chihuahua, San Luis Potosí y Querétaro. En cuanto a los congresos locales la 4T ganó la mayoría en 18 y la derecha golpista fascista 6 (el PAN 4, el PRI 1 y MC 1), y tendrán que disputarse la conducción en 8 congresos locales que están divididos entre ambas fracciones. Por lo que en total (sumando los que ya gobernaba) la 4T tendrá por lo menos 12 gubernaturas y 18 congresos locales de 32 entidades federativas. Conocer quiénes estarán en la conducción de las gubernaturas y los nuevos congresos locales, reviste importancia para los proletarios, las masas populares y los pueblos, pues nos muestra la cara de la fracción de la oligarquía financiera y sus personeros, a los que habremos de enfrentarnos los próximos tres años, los cuales pretenderán imponernos sus megaproyectos, su saqueo, su explotación, su represión y su violencia.

     En las elecciones municipales y de alcaldías, la mayoría de presidentes municipales y alcaldes (de CDMX) electos, también, están al servicio de las dos principales fracciones de la oligarquía financiera. Solo como muestra de la disputa de las 2 fracciones oligárquicas pondremos las elecciones municipales en el Estado de México y las elecciones a alcaldías en la Ciudad de México; en el primer caso la perdedora es la fracción de la 4T, en donde Morena y aliados pasaron de gobernar 56 municipios a gobernar 27, con la observación de que arrebataron a la derecha golpista fascista municipios altamente poblados como Nezahualcóyotl, Chalco, Chimalhuacán, y Texcoco; en la Ciudad de México la fracción oligárquica de la 4T también perdió frente a la fracción oligárquica derechista golpista-fascista, obteniendo solo 6 de 16 alcaldías, mientras la derecha obtuvo 10 alcaldías. Cabe aclarar que la 4T ganó la alcaldía más densamente poblada de toda la CDMX: Iztapalapa, y la derecha golpista arrebató la alcaldía Cuauhtémoc, corazón de la CDMX.

     Para el proletariado y masas populares las elecciones intermedias de 2021, reflejaron aun debilidad en sus esfuerzos en la lucha electoral, con una perspectiva revolucionaria, en la cual debemos seguir trabajando profundamente, sin embargo destacamos la lucha que se hizo  en Michoacán, en donde más  de 20 comunidades decidieron autogobernarse, en asambleas masivas, administrando sus recursos expulsando a los partidos políticos burgueses, ajenos a las dos fracciones oligárquicas; el otro en algunos municipios del país, donde organizaciones sociales, con amplio apoyo popular, pelearon por municipios como es el caso de Miahuatlán en la Sierra Sur de Oaxaca, sumándose a la lucha que debemos convertir en tendencia popular junto con los municipios y comunidades, representada por las Juntas de Buen Gobierno y los municipios autónomos en Chiapas promovidos por el EZLN, sumándose a municipios y comunidades regidos por usos y costumbres como Cherán, Ayutla de los Libres, Oxchuc, y muchos más en Oaxaca. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *