Ucrania en el reparto final de las potencias imperialistas

Ucrania, como Palestina, Siria, Irak, y otros países más, son para las potencias imperialistas objetivos a  conquistar y colonizar en un contexto de mayor agravamiento de la crisis general del capitalismo.

Los aliados de Ucrania ya no tienen optimismo respecto al papel del ejército y las inversiones europeas más que ganar están perdiendo, a esto se suma el deplorable papel de Zelenski que se encuentra en una posición difícil tanto interna como externa pues no da resultados favorables en la guerra y mucho menos esperanza de paz al pueblo ucraniano.

Los “apoyos” han disminuido o no llegan proyectiles suficientes; por su parte  EEE.UU., y la Unión Europea  han retrocedido en su discurso de victoria en Ucrania y en sus ataques contra Rusia, en parte por estar más entretenidos por sus problemas domésticos.

Y es que en Estados Unidos, Trump ha tomado la delantera en las preferencias electorales, hay una tendencia a la baja en su crecimiento económico desde 2023 y se espera que se mantenga este año, a esto se suma el fuerte y amplio cuestionamiento y condena por su actuación con el sionismo israelí en el genocidio contra Palestina.

La Unión Europea sigue en aprietos, asumiendo las directrices de EE.UU., sus propios intereses  imperialistas en el panorama económico no mejoran y por el contrario su economía se estanca más e incluso retrocede, la tendencia indica que en cualquier momento se declararán en “recesión técnica” para justificar nuevas medidas contra las masas trabajadoras sobre las que recargarán los costos de su política guerrerista.

Por estas razones  administran la guerra en Ucrania, por su incapacidad de avanzar más o por los acuerdos que ya tienen con Rusia sobre los territorios a repartirse y seguir con la guerra para mover su economía devastada.

Los rusos por su parte afirman que continuaran con su “operación militar especial en Ucrania”, iniciada desde febrero de 2022, sosteniendo que “la operación continuará hasta que logren la desnazificación, la desmilitarización y la neutralidad de Ucrania”, objetivo que no se visualiza a corto plazo.

Pero ¿quienes están pagando los altos costos de la guerra imperialista en Ucrania? son los pueblos de los países participantes directamente y del resto del mundo indirectamente; miles de muertos, desplazados, reclutados a la fuerza para combatir, el agravamiento de las condiciones de vida de la población y el encarecimiento y escases de los medios de subsistencia.

Comparte en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *