Último año de gobierno de Peña Nieto y peores condiciones de vida y de trabajo para el pueblo

Va cerrando el sexenio de Peña Nieto y no se vislumbra ninguna posible mejora para las condiciones de vida y trabajo de la clase obrera y los pueblos de México. La imposición de las llamadas reformas estructurales profundizaron el resquebrajamiento del Estado burgués, en todo rincón de su estructura, al otrora llamado Estado de bienestar que ha pasado a ser un simple recuerdo y añoranza para sectores de la burguesía nacional y la pequeña burguesía. Pero aún más, la recién aprobada Ley de Seguridad Interior abre la puerta al fascismo por el mismo Congreso.

Y es que esta entrada formal de la legalización de la militarización del país, sella el tipo de cambio de gobierno que impondrá el régimen. Ya de por sí las cifras oficiales y públicas sobre inseguridad son alarmantes, y más aún en lo que se refiere a los defensores de derechos humanos. Por ejemplo: la “Red Nacional de Organismos de Derechos Humanos, Todos los Derechos para Todos (Red TDT), documentó 302 agresiones contra defensores, que van desde amenazas hasta ejecuciones extrajudiciales, entre 2012 y 2016.” (http://www.proceso.com.mx/517818).

Además, “Peña Nieto acumula 114 mil 061 asesinatos en lo que va de su administración hasta octubre pasado… Datos de la Universidad de Uppsala, con sede en Suecia, sostienen que México está entre los 10 países más violentos del mundo por conflictos armados en la última década.”(http://www.huffingtonpost.com.mx/2017/11/23/).

Se puede seguir enumerando cifras, como el incremento de asesinatos de mujeres y otros delitos sexuales, las agresiones a periodistas y muchos más. Pero tampoco en rubros macroeconómicos se registra ninguna mejora: “Según cifras del Banco Mundial, México registró, en el primer año de la administración de Enrique Peña Nieto, un Producto Interno Bruto (PIB) de 1,19 billones de dólares estadounidenses. Un año después, en 2013, el monto fue de 1,26 billones… en 2014, cuando se contabilizaron 1,3 billones de dólares; en 2015, y al igual que otros índices, el logro se revirtió y el monto se redujo a 1,15 billones, según datos del mismo organismo global. Actualmente, el PIB mexicano se ubica en 1,05 billones de dólares estadounidenses…”(https://actualidad.rt.com/actualidad/248548-sexenio-enrique-pena-nieto-balance-cinco-anos-mexico). Y respecto a la moneda, la tendencia es similar: en 2012 el dólar estaba en 13,93 y cerrando el 2017 rayaba los 20 pesos.

Como es claro, además de la represión, la inseguridad y otras agresiones a los trabajadores y masas empobrecidas del país; tampoco en los indicadores favoritos de la oligarquía hay mejoría. Así va cerrando Peña su sexenio.

 

Este artículo es parte del Vanguardia proletaria No. 520 del 15 al 31 de enero de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *