Breves internacionales

 

IRAN

Este pasado 11 de febrero el gobierno iraní celebró lo que llamaron la Revolución Islámica, que derrocó la monarquía Pahlavi subordinada al imperialismo estadounidense, resultado de huelgas y grandes movilizaciones populares, que entre 1977 y 1979 se desarrollaron derrocando a los responsables de la política económica que sumergía a la clase obrera y los trabajadores en la pobreza y saqueo de sus recursos principalmente petroleros por los capitalistas nativos y extranjeros. Los cambios logrados, en ese tiempo sirvieron para que una burguesía, arropada con el Islam, pudiera conducir el capitalismo nacional que la monarquía impedía se desarrollará, usando al pueblo iraní para este propósito. Ahora esta república burguesa, -encabezada por los ayatolas- descarga sobre el mismo pueblo trabajador todo el peso del destructivo neoliberalismo; pero las consecuencias del neoliberalismo han llevado a las protestas callejeras a las masas trabajadoras iraníes condenando a este junto a sus gobernantes, otrora revolucionarios islamitas. Estos endurecieron la opresión a las mujeres con el velo y la “separación de sexos en la vía pública”, como la prohibición de la organización sindical de los trabajadores y su persecución, como del movimiento popular.

La burguesía gobernante ha alcanzado un desarrollo y poderío militar que ha movilizado en esta conmemoración, para advertir al pueblo y a los mismos estadounidenses, que sabrán defender su Poder frente amenazas.

 

COSTA RICA

Este país de América Central, en 60 años no se había tenido un alto abstencionismo (del 34%), en la primera vuelta, para elegir a su presidente, como tampoco un candidato abiertamente evangélico conservador para ese cargo. Esta expresión política que se va abriendo paso en el terreno político es resultado de la política neoliberal que ha golpeado al pueblo costarricense y que una parte de este ve en esta candidatura una posibilidad de cambio, pero que en el fondo, de ganar solo matizará las medidas neoliberales de sus antecesores. Estos desde 2009 han aumentado el déficit fiscal y su endeudamiento público, que sigue creciendo; sus perspectivas económicas de mejora, está atada las condiciones que presenten los EE.UU., su dependencia a este, no se ve cambie con un nuevo gobierno.

 

PUERTO RICO

La devastación que sufrió Puerto Rico el año pasado por el huracán María (que significó 100 mil millones de dólares en daños), donde actualmente gran parte del territorio se mantiene sin energía eléctrica y que ha implicado muertes en la población por la falta de servicios, derivados del uso esta energía, significa para EE.UU., aplicar la doctrina del shock para afianzar su política colonialista contra este país sujetándolo como su territorio, más cuando las perspectivas anticolonialistas que se presentan desde el Comité de Descolonización de la ONU, pueden desplegar acciones para presionar al imperialismo a liberar a sus colonias, como otras naciones que libran las mismas batallas contra la dominación extranjera.  La lucha por la independencia de Puerto Rico sigue en pie y requiere la unión y solidaridad antimperialista de los pueblos para lograrla.

 

Tomado del Vanguardia proletaria No. 523 del 1 al 15 de marzo de 2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *