Puras promesas de la jefa de gobierno a 200 días de su mandato

La mayor parte de su discurso en la Plaza de las Tres Culturas trató sobre las licitaciones que han llevado a cabo en su administración, la primera para beneficiar a los autos privados con salidas en el circuito interior, las siguientes para los cablebus, el trolebús elevado y la línea 5 del Metro-bus. Por ahora nada de la movilidad ha mejorado y seguramente empeorará cuando se empiecen a construir estas obras. Lo único bueno, la compra de 30 vagones y la reparación de otros más. Otros proyectos prometidos es la construcción de un nuevo campus del Instituto Politécnico Nacional, la creación de dos hospitales generales y el mejoramiento de dos hospitales pediátricos. Pero por ahora, los hospitales siguen sin medicamentos, la situación de una parte de los trabajadores sin base o con suspensión del pago de sus salarios.

Con respecto a la vivienda, refiere que hay un avance del 27% de la reconstrucción de las viviendas afectadas por el último sismo de hace casi 2 años, se está trabajando en 90 edificios de los 394 afectados, pero de poco sirve frente un déficit de 1 millón y medio de viviendas en la Ciudad de México, que ni siquiera se propone avanzar en resolver.

Para poder decir que ha disminuido la criminalidad, aunque nadie así lo perciba, se ha dado a la tarea de demostrar que la administración de Mancera hizo trampa con las cifras. Ya tenemos 4,500 policías más y 14,500 cámaras para el C5, pero hasta ahora esas medidas no han tenido ningún impacto. En su informe, Claudia Sheinbaum, presumen que se crearon la mayor cantidad de empleos según el Instituto Mexicano del Seguro Social, pero no habla de los despedidos, de la mano de obra que quiere sustituir empleando a los pasantes con salarios más bajos, los laudos no resueltos y los derechos laborales no respetados.

Como el mismo López Obrador, presume de los 25 mil millones de pesos que ha ahorrado, pero estos ahorros, tampoco significa nada para los trabajadores y sus familias. Como AMLO, presume su combate a la corrupción, pero no llevan a la cárcel a ningún ladrón de cuello blanco, sólo a una centena de policías. Las promesas y las licitaciones que informó en estos 200 días de gobierno, no bastan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *