Migrantes somos todos: ¡Las madres, unidas, jamás serán vencidas!

Del 15 de noviembre al 3 de diciembre, madres procedentes de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua llevaron a cabo la decimoquinta Caravana de Madres Centroamericana de Migrantes Desaparecidos. Buscan a sus hijos e hijas que fueron desaparecidos en el camino hacia EUA, dichos migrantes partieron de sus países de origen en busca de mejores condiciones de vida y, luego de algunos meses, jamás volvieron a tener contacto con sus familias, por lo que las madres exigen al Gobierno de México su ayuda para dar con el paradero de sus hijos.

Éstas llevaron a cabo acciones de búsqueda, marchas y protestas para visibilizar sus casos. Las madres se propusieron recorrer 13 estados del país como Chiapas, Veracruz, Guerrero; CDMX, caminando cerca de 5000 km en busca de pistas que puedan proporcionar los habitantes de las ciudades que visitan y exigir la intervención de los funcionarios públicos en México. Así, las madres recorrieron algunas ciudades tocando puerta por puerta para informar a los habitantes de lo sucedido.

En un comunicado hicieron responsables a los gobiernos y al sistema capitalista de la desaparición, ya que son las condiciones de pobreza, marginación social, pésimas condiciones laborales, etc, las que provocan que las y los proletarios migren.

«La Caravana de Madres busca enviar un fuerte mensaje de repudio a los poderes mundiales, gobiernos e instituciones. Decirles que sus modelos de gestión de la migración, lo que asumen erróneamente como un problema, agravan criminalmente la situación que ellos mismos causan en esta era de acumulación capitalista por despojo y violencia y que no lograrán, por más muertos que produzcan, ordenar y controlar los flujos migratorios.»

Nótese en el mismo comunicado, explicaron su disposición a la unidad con otras madres y organizaciones que buscan a sus seres queridos para reunir a las familias rotas por el desplazamiento forzado.

Es importante resaltar la labor de las mujeres buscadoras que dejan por días sus hogares y se movilizan hasta encontrar a sus familiares, sin que las autoridades correspondientes intervengan. Esta caravana cobró victorias, seis familias se reencontraron.

Salir de los países de origen implica para los migrantes agresiones racistas y fascistas por parte de autoridades mexicanas que los encaran con la Guardia Nacional para impedir su paso por nuestro país, haciendo de este una muralla guardiana de los intereses del imperialismo norteamericano. El 70% de las mujeres migrantes son violentadas sexualmente, según Amnistía Internacional.

En el año de gobierno de la 4aT se registran al menos tres casos de investigaciones archivadas sobre migrantes latino-caribeños asesinados en territorio mexicano, y grandes connatos de violencia para filtrar el paso de las oleadas migratorias masivas; en este sentido, los únicos criminales son los empresarios y sus gobiernos títeres que levantan fronteras contra el pueblo trabajador para orillarlo a venderse para sobrevivir al mejor postor.

Nos solidarizamos con todas las familias que desde sus condiciones luchan para encontrar a sus familiares y exigen justicia ante su desaparición, llamamos a todas las organizaciones, movimientos sociales a unificarnos y exigir alto a la violencia, alto a las desapariciones forzadas, asesinatos, a la explotación del hombre por el hombre.

¡Presentación con vida de todos y libeertad! El mundo es de la clase obrera, no más explotación y sometimiento de la venta de la fuerza de trabajo migrante para precarizar las condiciones de vida de todos los pueblos. Demandamos el pleno goce de derechos humanos universales en cualquier territorio sin distinción alguna: como la migración, la vida, la vivienda, el trabajo y salarios dignos, la educación.

Partido Comunista de México (marxista-leninista)

Diciembre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *