Las movilizaciones en Irán

Irán es una república constitucional islámica, con un poco más de 80 millones de habitantes y una amplia diversidad étnica. Su principal riqueza es el petróleo. Desde 2002, el presidente G. Bush incluyó a Irán en el llamado “eje del mal” por declarar que era un Estado que apoyaba el terrorismo por el desarrollo de su programa nuclear iraní que podía tener fines militares. Desde 2013 es gobernado por Hasan Rohani, quién fuera Jefe de Gobierno desde 1989

En medio del conflicto bélico en Siria, la alianza con China y Rusia; así como las sanciones económicas bajo el pretexto de la ruptura del acuerdo nuclear con Estados Unidos desde 2015, el gobierno de Rohani, triplicó el precio de la gasolina en el mes de noviembre, además se agregó el descontento en contra de las medidas neoliberales y la brutal control contra los trabajadores, ello desató grandes movilizaciones que han sido gravemente reprimidas, reportándose como los actos más violentos desde la revolución de 1979.

De acuerdo con Amnistía Internacional existen más de 1,500 muertos por la represión por los disparos directos de las fuerzas de seguridad y cerca de 7 mil detenidos desde el 15 de noviembre a la fecha.  Rohani ha negado en todas las ocasiones, estos actos de represión, argumentando que hay mercenarios armados dentro de las movilizaciones populares, incluso ha tenido el descaró de pedir la amnistía para los presos que hayan protestado de manera pacífica. El gobierno iraní también ha realizado diferentes bloqueos de la Internet argumentando asuntos de seguridad nacional por los conflictos internacionales, pero sin duda tienen como objetivo detener las movilizaciones populares contra el régimen.

En este marco, Israel en complicidad con Estados Unidos continúan amenazando con una acción “limitada” contra Irán, para evitar que este gobierno obtenga misiles de precisión. Así mismo la armada iraní inicia ejercicios navales conjuntos sin precedentes con Rusia y China bajo el argumento de reforzar la seguridad del comercio maríti22mo internacional, combatir la piratería y el terrorismo, y compartir información.

Bajo este panorama no tiene más opciones el pueblo iraní que seguir luchando contra su régimen oligárquico-religioso y contra de las potencias imperialistas que acecha su país, por sus abundantes recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *