El 8 de Marzo, luchamos las trabajadoras unidas con los trabajadores

A 112 años de aquel 8 de Marzo de 1908 donde mueren calcinadas 129 obreras de la fábrica de Cotton en Nueva York, que realizaba una huelga y en ese día realizarían una marcha para exigir una jornada de 10 horas, salario igual al de los hombres y mejores condiciones higiénicas, las mujeres seguimos siendo oprimidas y explotadas por el capitalismo.

En México se estima que hay 12 millones de campesinas, cuyo salario en promedio es de $998 mensuales, $33 diarios. Oprimida en el hogar y explotada en el trabajo, las mujeres proletarias y trabajadoras no contamos con derechos mínimos como el aborto, somos orilladas a utilizar métodos caseros o en clínicas clandestinas. En el mundo mueren anualmente 47,000 mujeres por causa de la prohibición del aborto seguro, 5 millones quedan gravemente lesionadas. Hasta ahora, sólo en la Ciudad de México y en Oaxaca el aborto es legal.

Vivimos un proceso de descomposición social, con 10 feminicidios al día, el capitalismo salvaje se aventaja con nuestra indecisión para organizarnos en la lucha del proletariado por nuestra liberación. Debemos sentar las bases para la liberación de la mujer trabajadora, incrementando la fuerza y asegurando el éxito de la actividad y la lucha del movimiento de mujeres, sin caer en el feminismo radical y separatista que sólo entiende la opresión como patriarcal, ya que este es un movimiento que no busca impugnar las reglas del juego de la sociedad capitalista.

El movimiento mundial del Día de la Mujeres Trabajadora propuesto en 1910 por Clara Zetkin en la Segunda Conferencia Internacional de mujeres socialistas y probado por más de 100 delegadas de 17 países, es un parteaguas para la construcción de una nueva sociedad, que dará lugar a una nueva mujer emancipada.

Sólo la Revolución proletaria cambiará realmente las condiciones materiales y sociales de clase para las mujeres. La capacidad creadora de las masas obreras, obtendrá la igualdad verdadera en una sociedad sin clases.

 

¡Ahora es por la Revolución Proletaria!

¡Ahora es por la emancipación de la mujer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *