¿Cuánto tienes? ¿Cuánto vales?: 100 mujeres mexicanas poderosas, contrariamente millones en el desempleo

En el mes de junio la revista Forbes emitió en su “conocido” listado anual de las 100 mujeres más “poderosas” de México este 2020. Es importante mencionar primeramente que la revista neoliberal Forbes, donde han sido directores personajes particulares como Caspar Weinberg ex Secretario de Defensa de EE.UU., con Ronald Reagan, los cuales apoyaron y promovieron la Guerra de las Malvinas apoyando a Margaret Tatcher, o qué decir del Irán Contras. Otro nombre que sale a relucir cuando hablamos de la revista Forbes es el de Ernesto Zedillo que es uno de los concesionarios de dicha revista, cuando este expresidente se dedicó a comprar empresas y demás con el dinero robado del país. Este tipo de listados caracterizados por sus frivolidades de obsesiva clasificación y “reconocimiento” entre quienes son considerados poderosos por el dinero que tienen en sus cuentas bancarias, sin importar la procedencia (paraísos fiscales, la explotación de recursos naturales, la explotación cada vez más feroz hacia sus trabajadores, etc.), además como si se tratara de hacer homenaje a su exquisito cinismo el lema de esta revista es “La herramienta del capitalista” recordando que la empresa de la gaceta fue creada en el marco de la “Guerra Fría”.

No es de asombro cómo este tipo de herramientas ideológicas de la burguesía, utiliza una vez más movimientos históricos de las masas para apropiarse de ellos, y sacar tajada tanto ideológica como económica. Como si el movimiento de la mujer trabajadora se planteara aspirar a ser como la burguesía, Forbes nos impone a 100 mujeres como un ejemplo a seguir, la premisa es la misma “tanto dinero tienes, es lo que vales”, mientras que en el país actualmente 2.1 millones de personas están desempleadas, siendo el sector de las mujeres el más afectado por el desempleo. De acuerdo con la información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, el nivel de desocupación de las trabajadoras pasó de 3.6% a 3.8% en un año. El de los hombres aumentó de 3.3% a 3.5% en el mismo periodo.

Los hogares donde la persona reconocida como líder es una mujer tienen un ingreso por trabajo menor (60.6%) que los hogares en los que la persona de referencia es un hombre (69.6%).

En tiempos de pandemia la realidad es otra, muy contradictoria para las mujeres que salen en Forbes, aumentan las tareas cotidianas para las mujeres: trabajar, cuidarse y cuidar a otros, así como vigilar que otras actividades no sean interrumpidas, ha develado la profunda desigualdad de este sistema capitalista, donde una vez más se evidencia la división de clases en esta sociedad.

Entre los nombres que salen a relucir en esta frívola lista es el de Karen Flores Arredondo que asumió la Dirección General de la Cámara Minera de México (CAMIMEX), supuestamente para seguir con la “igualdad de género”. Por detrás de esa careta, la historia de la minería en nuestro país es de muerte y destrucción de nuestros pueblos. México es uno de los principales productores de oro y plata del mundo. Paradójicamente, los municipios en los cuales los conglomerados mineros, principalmente extranjeros, extraen la mayor cantidad de esos minerales para ser exportados enfrentan altos índices de pobreza. Y así está el “valor” detrás de estas 100 mujeres de la burguesía, que viven del trabajo ajeno, cuando el verdadero valor está en los millones de mujeres proletarias que son despojadas del valor que producen para que esas señoras se adornen.

La lucha de la mujer no es una lucha de género, aislada de la clase trabajadora y el campesinado pobre, sino desde la perspectiva de la lucha de clases, que considera a hombres y mujeres como seres explotados y oprimidos por el capitalismo. La verdadera liberación de la mujer y la lucha contra los y las imperialistas que explota a las clases trabajadoras en todo el mundo llegará cuando el movimiento de la mujer luche contra el hambre, el desempleo masivo y la destrucción del medio ambiente y combata la dependencia a la que nos ha sometido el imperialismo a los pueblos y naciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *