Plantón de madres y familiares de víctimas de feminicidio

“Yo todo lo incendio, yo todo lo rompo

Si un día algún fulano te apaga los ojos

Ya nada me calla, ya todo me sobra

Si tocan a una, respondemos todas”

Vivir Quintana

 

La indignación recorre el país, ante la ola de violencia contra las mujeres, y la falta de atención por parte del gobierno mexicano, para dar justicia a las madres y familiares de víctimas de feminicidios y violencia de género.

Madres y familiares de víctimas de feminicidios, instalaron un plantón frente a Palacio de Gobierno Federal, desde el 6 de julio del 2020, mostrando con pancartas los nombres y fotografías de mujeres que han sido asesinadas en diferentes estados del país. ¿Qué exigen? una reunión con el presidente de la república para planearle sus demandas, ser escuchadas y que haya justicia para las víctimas.

En este plantón, que lleva más de 17 días, se ha observado la solidaridad del pueblo mexicano. Con lonas, despensa, diversos materiales para el campamento, medicamentos y donaciones monetarias, continúan resistiendo las familias de las víctimas; estos apoyos dan la fuerza necesaria para mantenerse en lucha por la exigencia de justicia y por la implementación de medidas que permitan erradicar los feminicidios en México.

Esta exigencia es imperativa, ya que en el país continúan en aumento las cifras de mujeres violentadas y asesinadas por motivos de género. Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública Federal, informó que ha aumentado un 7.7 % el número de feminicidios. De enero a julio ha habido 489 casos en el país y, solamente en junio, se presentaron 99 feminicidios, 9.1 % más que el año pasado. Los estados más inseguros para las mujeres son: Colima, Morelos, Nayarit, Nuevo León y Baja California.

¿Cuál es la respuesta del gobierno? mayor recorte al presupuesto destinado a los programas de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), reduciéndolo en un 21 % al ejercicio fiscal 2019, lo que se traduce en la cancelación de 37 millones 583 mil 192 en 10 estados, sobre todo en aquellos que presentan mayor número de feminicidios y sin explicación alguna. Candelaria Ochoa, ex titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), asigna a Oaxaca y Morelos un monto mayor a lo marcado en la normatividad de dicha institución, situación que en nada resuelve el problema.

Las familias de las víctimas han manifestado que no levantarán el plantón hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador las escuche. Por ello, manifestamos nuestra solidaridad y nos sumamos a la exigencia de justicia, y a la pronta implementación de políticas que permitan erradicar la violencia de género en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *