¡Protestar es un derecho, seguiremos saliendo a las calles! | Sobre la reforma a la Ley de Vías Generales de Comunicación

La aprobación por parte de la Cámara de Diputados de la reforma a la Ley de Vías Generales de Comunicación el día 15 de diciembre, es un mensaje más del régimen de la 4T y de sus aliados, para congraciarse con sus amos (la oligarquía financiera y la burguesía en el país) y darles el mensaje que en México están a salvo sus intereses económicos y políticos, aprobando leyes que inhiben la protesta social.

La reforma busca sancionar a quienes interrumpan, dañen o restrinjan las vías de comunicación y transporte en México. Esta reforma no es mas que la continuación a la restricción de la manifestación, por años los gobiernos anteriores habían intentado reducir por la vía legal las formas de manifestación que son originadas esencialmente por las políticas gubernamentales tendientes a la privatización de los recursos naturales y a socavar los derechos laborales y sociales conquistados en décadas de lucha popular.

Desafortunadamente la crisis económica y las políticas del gobierno en turno no han dado una respuesta a la situación de hambre y miseria que viven los trabajadores; obreros, campesinos, maestros, estudiantes, mujeres, etc. han realizado marchas, mitines, plantones, bloqueos carreteros ante la falta de solución a demandas de justicia y apoyos sociales.

El régimen de Morena y sus aliados, pretenden consolidar las inversiones y los megaproyectos con los que se comprometieron desde inicios de su mandato, y por ello quieren allanar el camino para la represión, acabar con la protesta social y la lucha popular y, en general, seguir con la militarización y fascistización del país.

La reforma misma tiene un mensaje electorero, en todos los rincones del país, los partidos burgueses (incluyendo a Morena, desde luego) se van a disputar los cargos de elección haciendo de todos los recursos legales e ilegales que tengan a la mano, y no quieren que el circo electoral sea interrumpido. Eso sí, todos ellos tienen claro que las iniciativas populares y de los pueblos de México no deben tener cabida y debe pasarse por encima de sus intereses, para garantizar la explotación de fuerza de trabajo y las ganancias.

Por lo que la clase obrera, los trabajadores y las masas populares de México debemos oponer a estas medidas la más amplia unidad del Frente Único; impulsando la movilización callejera poniendo en el centro de la coyuntura nuestras necesidades materiales, que la crisis la paguen los ricos y para el pueblo pan, salud y trabajo.

Denunciamos que sus tentativas de callar las voces de protesta por mejores condiciones de vida, por las libertades democráticas y por los derechos políticos de nuestro pueblo, no pasarán. Llamamos a todos las organizaciones y referentes organizativos a dar una respuesta contundente al proceso de militarización y de criminalización de la lucha popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *