🔴⚫ Pan, salud y trabajo para la clase obrera en huelga de hambre indefinida en El Salvador

A las 12 horas del 7 de enero de 2021, la clase obrera organizada de la industria textil Florenzi inició una huelga de hambre indefinida, son 197 mujeres y 17 hombres a quienes se les ha negado el cumplimiento de sus derechos humanos laborales desde hace siete meses.
El 1 de julio de 2020 la industria textil anunció el cierre de la empresa, 210 obreras y obreros fueron despedidos, pese a que la Ley de emergencia obligaba a garantizar la estabilidad laboral durante el periodo de la contingencia sanitaria por COVID-19. El Estado y sus instituciones fueron emplazados para que el ministro Rolando Castro se pronunciará en rechazo a los despidos injustificados al momento del cierre de la industrial. Los organismos de derechos humanos le han instado a dar información oportuna por la violación a los derechos humanos y laborales de las obreras sin recibir respuesta.
En diciembre de 2020 desde el plantón, la clase obrera hizo un llamado al presidente de la república para que se pronunciara en favor de la justicia laboral, las Mujeres Organizadas exigieron de la primera dama sensibilidad para que existiera inmediata respuesta médica a las compañeras enfermas que no tienen acceso al servicio médico y se encuentran en vulnerabilidad.
La respuesta no ha sido oportuna, ni resolutiva. Desde México nos solidarizamos con nuestras hermanas y hermanos de clase, nos unimos a las demandas que por siete meses han buscado de diversas formas colocar en la agenda del estado salvadoreño para alcanzar la justicia laboral:
-Alto al acoso y criminalización de la patronal y la Policía Nacional Civil contra la organización sindical y el movimiento obrero.
-Que el estado y sus instituciones se pronuncie en favor de garantizar los derechos laborales de la clase obrera durante la contingencia sanitaria.
-Demandamos a Sergio Pineda López que pague medio millón de dólares que debe a 113 trabajadores despedidos sin goce de salario por trabajo realizado antes del decreto de cierre de la empresa.
-Exigimos acceso a fuentes de trabajo asalariado, alimentación digna, protección, indemnización del 100% a las y los obreros en pie de lucha. Exigimos a los jueces de lo laboral medidas cautelares.
-Nos unimos a la iniciativa proletaria para que el estado garantice abrir cooperativas de producción, y dote de maquinaria a la clase obrera para generar fuentes de trabajo
-La destitución del señor Rolando Castro de su cargo como ministro de trabajo por no actuar apegado a derecho, sino de manera parcializada en pro de la patronal y de no de las mejoras a las condiciones de vida de la clase obrera y el pueblo trabajador.
¡Si nosotros generamos la riqueza, que los ricos paguen la crisis!
¡Ahora es por la revolución proletaria!
Partido Comunista de México (marxista-leninista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *