La lucha del SUACobaej contra la precarización laboral y la nueva modalidad de educación excluyente

Los profesores del Colegio de Bachilleres del Estado de Jalisco (que cuenta con más de 50 centros, 38 telebachilleratos y preparatoria abierta), muestran su inconformidad por la falta de salarios de casi 100 compañeros en la quincena del 14 al 29 de noviembre, además del incumplimiento de prestaciones como el incremento salarial (que les deben desde el primero de febrero), las vacaciones, aguinaldo, ajustes de calendario, bonos e incentivos que no han sido pagados. 

     Mencionan que, aunque en otros años, el estado y la Secretaria de Educación Jalisco (SEJ) habían amenazado con la “falta de recursos” para evitar el pago de sus correspondientes salarios, este año es la primera vez que se llega a interrumpir.

    Además han amenazado con el cierre de grupos por el ausentismo estudiantil, en el que se ha visto envuelto el 38% del alumnado debido a la falta de recursos tecnológicos y económicos para acceder a una educación en línea, esto como herramienta intimidatoria para el despido masivo de profesores por parte del Estado burgués.

     Debido al incumplimiento de parte del gobierno estatal durante la primera semana de diciembre, decidieron comenzar una jornada de lucha con protestas en todos los centros de trabajo. Mientras el gobierno federal y estatal pelea por quién es el responsable de falta de pagos, los compañeros se vieron obligados a tomar las instalaciones del Colegio de Bachilleres del Estado de Jalisco desde el lunes 7 de diciembre.

    Francisco Javier Avila Esparza, secretario General del Sindicato único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres, mencionó que esta jornada de lucha ha sido una oportunidad para la concientización de los compañeros profesores y de la unidad del gremio. El primer día llegaron 200 compañeros de todo el estado.

      Menciona, con total certeza, que hoy la consigna es: “educación pública, gratuita, laica, emancipadora, liberadora”, y hoy agregamos: “presencial”, puesto que así se incrementa la solidaridad y empatía entre los trabajadores y el estudiantado. 

     El pasado 22 de diciembre, se levantó la protesta puesto que gracias a la misma, este martes se realizó el pago respectivo de salarios a cerca de 200 profesores. El atraso de sueldos correspondía a la segunda quincena de noviembre y a la primera quincena de diciembre, a raíz de que el gobierno federal no había entregado el 100% del subsidio para el sostenimiento de la institución. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *