Por estos días | Los fascistas del PAN y de VOX se organizan en México

Los fascistas o terroristas de derecha, criminales al servicio del capitalismo que, en nombre de Dios, la familia y la democracia quieren imponer su pensamiento y “orden social” se reunieron en México para reforzar sus lazos y avanzar en su organización a nivel internacional y en nuestro país.

Los neofranquistas de Vox -escisión del Partido Popular de España- y el Partido Acción Nacional (PAN) tuvieron un encuentro recientemente en la oficina del PAN en México e hicieron público su manifiesto: “Carta de Madrid: en defensa de la libertad y la democracia en la iberósfera” donde declaran combatir el avance del comunismo y defender el Estado de derecho, el imperio de la ley, la separación de poderes, la libertad de expresión y la propiedad privada. Ambos partidos representan los intereses de la oligarquía financiera internacional y de sus respectivos países, no solo se han reunido hoy, lo vienen haciendo porque son un proyecto de poder político y económico con una identidad ideológica, basados también en el idealismo religioso que sostiene y defiende con violencia los valores del capitalismo. Vox es un activo defensor de personajes y organizaciones, como Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, puesto por EE.UU.), Jeanine Añez, quien sustituyó a Evo Morales mediante golpe de Estado; se opone a gobiernos como el de AMLO, Nicolás Maduro de Venezuela, pero principalmente a todo lo que sea de izquierda, al socialismo, al marxismo-leninismo y al comunismo científico. En lo social rechazan el aborto, a los migrantes, a personas por su color de piel; son defensores y sostenedores del neoliberalismo, el chovinismo, practican la corrupción; reivindican a Francisco Franco, fascista militar asesino y dictador de España que destruyó violentamente la república de ese país, como a Adolfo Hitler, fascista alemán que asesinó a judíos, a demócratas, progresistas, y comunistas y encabezó la 2ª Guerra Mundial (quien fue derrotado por la Unión Soviética de Stalin).

El manifiesto “Carta de Madrid” que fue suscrita también por otras organizaciones y personajes fascistas de Perú, Argentina, Venezuela, Estados Unidos, El Salvador, Chile, Ecuador, Bolivia, Brasil, Paraguay, Suecia, Costa Rica, Cuba, está mostrando su activismo en el mundo, su extensión y disposición a enfrentar a la clase obrera y los pueblos que se oponen al desarrollo del sistema capitalista-imperialista.

Vox expresión fascista, que en el parlamento europeo juega  su papel anticomunista, exacerba del patriarcado capitalista que quiere imponer la iberóesfera (vieja visión de dominio colonial y neocolonial capitalista), estuvieron con el PAN y con algunos del PRI para reforzarlos en su débil política opositora al régimen de la 4T y para empujarlos hacia una ofensiva golpista contra estos. Participaron en este manifiesto fascista: Alejandra Reynoso Sánchez, senadora por Guanajuato; Carlos Leal, integrante del Congreso de Nuevo León; Elsa Méndez Álvarez, diputada local en Querétaro; Fernando Doval, secretario de Estudios y Análisis Estratégicos del PAN; Mario Romo, presidente de Red Familia; Pablo Adame, ex diputado federal y fundador de Nada nos Detiene AC, y Eduardo Verástegui, actor y asesor de la iniciativa de la Casa Blanca para la Prosperidad Hispana, impulsada por el expresidente Trump; Santiago Abascal, hijo de franquistas, contó con el impresentable senador panista Julen Rementería, Víctor Fuentes, Marco Antonio Gama y Roberto Juan Moya Clemente, así como las senadoras Alejandra Reynoso, Guadalupe Murguía, Nadia Navarro, Indira Rosales, Mayuli Latifa, Gina Cruz, Minerva Hernández, Lily Téllez (que admitió Obrador en Morena) y Manuel Añorve Baños del PRI.

Algunos de estos fascistas firmantes se “deslindaron” después y quisieron desmarcar al PAN, pero el sello reaccionario golpista de este Partido y demás personajes ya lo tienen definido de origen y no se lo quitan por sus desmarques del manifiesto iberoesférico.

Vox y el PAN son algunas de las expresiones públicas del fascismo a nivel mundial, pero siguen existiendo muy viejos como el Ku Klux Klan y grupos “nuevos” que son reciclados de las viejas y reaccionarias concepciones que surgieron el siglo pasado, que sobreviven porque quieren salvar al capitalismo de sus recurrentes crisis e irremediable muerte. Estas organizaciones forman grupos paramilitares y de choque que asesinan, desaparecen y torturan a militantes de organizaciones democráticas y revolucionarias, defensores de la ecología, los animales, derechos humanos. En lo social se amparan en fundaciones, organizaciones de derechos humanos, etc., que son financiadas por los monopolios del capital, que no buscan ganarse a las masas trabajadoras por convencimiento sino someterlas usando discursos “populistas-radicales-anticomunistas”, de ruptura con gobiernos recurriendo a la violencia reaccionaria, principalmente contra los movimientos revolucionarios, socialistas y comunistas.

Los fascistas mexicanos son confesionales del catolicismo y evangélico cristianos, están organizados en partidos u organizaciones empresariales, de la delincuencia organizada, etc., como El Yunque (columna vertebral del PAN), Los Tecos, Frena, el Partido Encuentro Solidario (PES), México Libre, Coparmex, Desarrollo Humano Integral, son representado por sus personeros Vicente Fox, Felipe Calderón, Gilberto Lozano, Gabriel Cuadri, Gustavo de Hoyos, entre otros que sin declararse abiertamente fascistas están listos a mantener la dictadura de los grandes capitales con o sin fuerza de las masas, por la vía del terror derramando sangre proletaria como lo han hecho tiempo atrás, para impedir la liberación de las masas de la esclavitud del capital.

Solo la organización y lucha de las masas podrán derrotar a los fascistas, por eso los comunistas marxistas-leninistas mantenemos en alto nuestra bandera contra el fascismo, engendro del capitalismo-imperialismo; seguiremos denunciando y desenmascarando la naturaleza de clase de este como a sus personeros y, continuaremos luchando por el Frente Único Proletario y el Frente Popular, donde las masas eleven su formas de lucha y organización también contra la explotación, la opresión, por sus justas reivindicaciones y por la Asamblea Nacional del Proletariado y los Pueblos de México, lucha que continuaremos hasta la destrucción del capitalismo, verdadera causa de este mal y todos los males que nos heredó la sociedad de propiedad privada sobre los medios de producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *