Saludos al Frente Popular Revolucionario en su 20° aniversario

Camaradas Delegadas y Delegados a la Escuela Nacional de Formación Política y  III Conferencia Nacional Ordinaria del FPR:

Hace 20 años, en medio del espíritu combativo, proletario y revolucionario, de las masas proletarias y populares  que formamos filas en las distintas organizaciones de masas del país y que tomamos la decisión de constituirnos como un gran Frente Popular Revolucionario, para dotarle al proletariado mexicano, a los campesinos pobres y los sectores populares de un instrumento de combate para la revolución proletaria, que sintetizara la unidad estratégica de la clase obrera, el campesinado pobre y alrededor de ella todas las demás clases y sectores de clases explotados y oprimidos; con ese ambiente y con esa perspectiva nace el 26 de septiembre del 2001, en el Auditorio  “Che Guevara” de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, este Frente Popular Revolucionario, que ahora está celebrando sus 20 años de lucha de clases.

La fundación del FPR era nada menos que la coronación de más de 20 años de trabajo arduo de construcción de las distintas organizaciones que le dieron vida al FPR; en todo este proceso, los 22 años previos a la fundación del FPR y estos 20 años de su fundación a la fecha, el Partido Comunista de México (marxista-leninista), nuestros cuadros y militantes, con el FPR hemos estado siempre impulsando la perspectiva revolucionaria en la lucha de masas, insistiendo de manera permanente en la fusión del socialismo científico, el marxismo-leninismo con la clase obrera y los pueblos en México y el mundo.

Nuestro Partido, de la mano con el FPR y sus organizaciones, logramos mantener en alto las banderas rojas de la hoz, el martillo y la estrella de cinco puntas, aún en los momentos más difíciles de la lucha de clases, en medio de la feroz persecución anticomunista de la oligarquía financiera y el Estado burgués en nuestro país; muchos camaradas tuvieron que pisar la cárcel, 5 camaradas desaparecidos: Manuel Gonzalez Fuentes, Gregorio Alfonso Alvarado López (quien este 26 de septiembre cumple un cuarto de siglo desaparecido), Lauro Juárez y Gabriel Gómez Cañas; valiosos camaradas que han sido asesinados, como Gustavo Alejandro Salgado Delgado (Camarada Iván), Tomás Martínez Pinacho (Camarada Villa) y el más reciente crimen de Estado que nos arrebató la vida del compañero Manuel Cartas, el pasado 3 de septiembre. Este sacrificio, martirio y heroísmo de nuestros militantes, nos convoca a seguir construyendo colectivamente, con lucha de clases, la victoria de la táctica y la estrategia de  la Revolución Proletaria y la Dictadura en México y en el  mundo.

Muchos han sido nuestros héroes y mártires, que ahora son héroes y mártires de todo el proletariado  y los pueblos, permanentemente les rendimos un homenaje, continuando en la lucha por la que entregaron sus vidas; en especial, ayer 24 de septiembre, se cumplieron 20 años de la muerte de nuestro querido Camarada Sergio Barrios, Primer Secretario del Partido Comunista de México (marxista-leninista), por lo que hoy, desplegamos nuestras banderas para honrar su memoria.

En esta Escuela Nacional de Formación Política, en esta III Conferencia Nacional Ordinaria del FPR, además de conmemorar el XX Aniversario del FPR; los delegados aquí presentes, tienen la alta responsabilidad de profundizar en la aplicación de la ciencia de la revolución proletaria: el materialismo dialéctico  y el materialismo histórico, al estudio de la realidad actual, para definir tareas y orientaciones, que permitan organizar a la clase obrera, jalonar a los campesinos pobres involucrar todas las masas proletarias y populares en la lucha por la transformación radical de la sociedad capitalista-imperialista que hoy está en profunda crisis.

Teniendo claro que la reciente crisis económica que impactó todo el planeta, y la gran depresión económica a la que está encaminando el sistema; la agudización de la lucha de clases, trae a flote por un lado, los intentos insaciables del capital por darle una salida reaccionaria guerrerista y fascista a su crisis, mientras que millones de trabajadores de todo el planeta, salimos a las calles, defendemos nuestras conquistas, impedimos las reformas anti obreras, y perfilamos un nuevo ascenso de la lucha proletaria mundial. Apenas había tocado fondo la crisis anterior, cuando ya se está asomando una nueva crisis, lo que evidencia que todas las contradicciones del sistema capitalista imperialista se están profundizando al máximo, exponiendo a toda la humanidad a una posible guerra mundial, pero también a un nuevo  período de revoluciones, a las que debemos impulsar con fuerza para que se transformen en revoluciones proletarias.

Estas tareas requieren no sólo de claridad política, es indispensable que las organizaciones del proletariado, sus palancas en los distintos sectores de clase, estén suficientemente armados con teoría y con organización proletaria-revolucionaria, para unir a la clase obrera, para jalonar al resto de los sectores populares, a la lucha por la revolución proletaria. En el caso de nuestro país, la necesidad de un instrumento organizativo que centralice toda la fuerza de masas de nuestro movimiento, es innegable, por eso es urgente y necesario que el FPR, desde todos los rincones del país, levante con fuerza y desde abajo la construcción de la Gran Asamblea Nacional del Proletariado y los Pueblos de México; en esa perspectiva, se requiere que ahora mismo debemos unir en un gran bloque de masas de carácter democrático, antimperialista, antifascista y revolucionario a todos los sectores que a pesar de la dispersión y la desmovilización que provocó la pandemia y la llegada de la 4T en nuestro país, para recuperar la lucha callejera, reorganizar toda la fuerza del movimiento de masas para preparar una nueva ofensiva.

La “Cuarta Transformación”, empieza a esfumarse, tres años de gobierno encabezado por AMLO, han sido suficientes para desnudar toda la naturaleza oligárquica de este régimen; el cambio sólo fue de un sector de la oligarquía a otro, con un tufo de nacionalismo y un maquillaje socialdemócrata; cuya misión es dinamizar el proceso de acumulación del capital en nuestro país, desarrollar hasta el límite el mercado interno imponiendo a sangre y fuego los megaproyectos y la infraestructura en particular en el sur-sureste de nuestro país.

La lucha de clases nos depara nuevas batallas, por lo que es indispensable que el FPR y las organizaciones democráticas y revolucionarias en este país, aceitemos bien nuestras estructuras, preparemos bien nuestros comités de base, organicemos bien nuestros destacamentos proletarios populares, porque estamos por entrar nuevamente en duros combates contra la oligarquía y el imperialismo; necesitamos que el FPR sea una verdadera máquina de lucha de clases y combate proletario.

Los retos son altos y los tiempos cortos camaradas.

¡Vivan los 20 años del FPR!

¡Viva la Escuela Nacional de Formación Política y la Conferencia Nacional del FPR!

Fraternalmente

¡Proletarios de todos los países, uníos!

P C de M (m-l)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *