El gobierno incumple con la ciudadanía en la reconstrucción tras el sismo

Han pasado tres meses de sismo del 19 de septiembre, y hasta la fecha no se ha iniciado la reconstrucción de ninguna vivienda afectada; por el contrario, se ha iniciado el derrumbe de ciertos edificios afectados, con el objetivo de borrar toda prueba que demostraba la negligencia y el estado en el que se encontraban laborando trabajadores donde hubo decenas de muertos; por el contrario ahora ha iniciado el circo electoral, entre los partidos electorales de la burguesía con registro en el Instituto Nacional Electoral, campañas multitudinarias donde hay acarreo y también gente honesta que aún cree en esa forma de democracia burguesa, resaltando que hasta ahora sólo han sido discursos académicos, demagógicos y alejados de las necesidades de las amplias masas populares.

Efectivamente, hasta ahora, no hay candidato que asuma las demandas más sentidas de los trabajadores del campo y la ciudad, lo que ratifica la importancia de seguir construyendo poder soviético, poder popular desde abajo, dotarse de un programa mínimo de lucha o proyecto de ciudad democrática y popular que tomen en cuenta la gratuidad el agua como un derecho humano, la gratuidad de la educación, la libertad de los presos políticos, la libre manifestación y en contra de los encapsulamientos, la reinstalación de todos los trabajadores despedidos y por un salario justo, Internet gratuito, por vivienda de interés social y no privado etcétera.

Por ello, ante el circo electoral que inició, el Partido y sus organizaciones de masas debemos contribuir: en cuidar el proceso de unidad en la ciudad como es el Frente Popular de la Ciudad de México, y la Coordinación Política de la Ciudad de México del Encuentro Nacional por la Unidad del Pueblo Mexicano; mantenido las consignas de agitación y organización: Ni un gobierno neoliberal más, por un gobierno democrático y popular, en defensa de la voluntad popular, ni un voto a los partidos que firmaron el “Pacto por México“.

Este artículo es parte del Vanguardia proletaria No. 520 del 15 al 31 de enero de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *