Viva la lucha magisterial y popular en Michoacán

El pasado 17 de enero daría inicio el paro general de la sección XVIII de la CNTE Michoacán, este mismo día el gobernador represor, asesino y criminal Silvano Aureoles llegaría al Puerto y Ciudad Industrial de Lázaro Cárdenas a entrevistarse con empresarios chupa sangre de la Cámara Nacional de Construcción muy conocidos por violar todo derecho laboral en la región.

Seria este mismo 17 de enero en que las fuerzas represivas del gobierno del estado cual perros amaestrados fueron lanzados al ataque contra una manifestación pacífica deteniendo arbitrariamente a 24 compañeros de los cuales 17 maestras algunas de ellas golpeadas brutalmente así como un miembro del Frente Popular Revolucionario, de ahí la reacción inmediata de nuestros compañeros comerciantes, pero sobre todo del repudio inmediato del Sindicato Minero sección 271 sería determinante para liberar a los presos políticos.

Está claro que la represión brutal del 17 de enero como la del 21 contra el pueblo fue dar un escarmiento, todo bajo órdenes del subsecretario de Seguridad Publica Carlos Gómez Arrieta que en abril pasado conjuntamente con la Policía Federal, Ejército y Marina ya ensayaban su nueva Ley de Seguridad Interior ordenando la represión a la comunidad indígena de Arantepakua asesinando a 4 habitantes.

A la represión desatada por las hordas fascistas del tirano Silvano ante esta jornada de lucha estatal, los pueblos agrupados en el Consejo Supremo Indígena de Michoacán encabezados por la comunidad indígena de Calzoltzin y los maestros de la región Uruapan respondieron con una férrea resistencia haciendo correr ya durante 2 ocasiones a los cuerpos represivos.

Está claro que la rabiosa represión se da para defender a sangre y fuego los intereses del gran capital y las compañías trasnacionales como Kansas City que a un mes de jornada de lucha con 20 días con acciones de presión como el bloqueo a la vías del tren ha tenido que suspender por lo menos 23 trenes de salida con un aproximado de 280 contenedores cada uno y 21 trenes de regreso lo que a pesar de generar pérdidas multimillonarias han preferido esto a resolver las legítimas demandas del magisterio.

Así por estos días hemos visto desfilar la solidaridad de las organizaciones, sindicatos y el pueblo en un gran Frente Único de Lucha como lo fue la marcha del 1 de febrero donde miles de trabajadores y colonos y nuestra organización estamos asistiendo a  apoyar decididamente a nuestros maestros que hoy nos están dando lecciones de dignidad.

 

Tomado del Vanguardia proletaria No. 523 del 1 al 15 de marzo de 2018.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *