Cerrar frontera de Oaxaca con Veracruz no solucionará la violencia social

El pasado 22 de abril Alejandro Murat gobernador de Oaxaca informó a los medios de comunicación que “Por lo temas que están viviendo los veracruzanos, lo quiero dejar muy claro: tenemos que cerrar las fronteras, y pues, estar atentos para que lo que esté sucediendo allá, no pueda contaminar el Estado de Oaxaca”

La declaración de Alejandro Murat deriva de los hechos en la población de Minatitlán, Veracruz donde ocurrió la masacre de 14 personas entre ellas un menor de edad que presumiblemente fueron ejecutados por bandas delincuenciales.

Más de 5 municipios colindan entre Oaxaca y Veracruz, dentro de los cuales se cuenta a San Miguel Soyaltepec, Tuxtepec, Loma Bonita, San José Cosolapa y Acatlán de Pérez Figueroa.

La postura “proteccionista” de Alejandro Murat es publicidad barata que pretende encubrir la situación de crispación social y violencia que vive Oaxaca.

Es imposible el cierre de fronteras entre Oaxaca y Veracruz; de Tuxtepec a Veracruz existe un importante paso de mercancías de diversas empresas de las cuales se cuenta la cervecera del grupo Modelo, la fábrica papelera, los ingenios azucareros y las empresas exportadoras de frutas de temporal como la piña y el plátano; todos tienen como puente comercial Veracruz para salir al centro y norte del país vía autopista.

Lo que sucede en Minatitlán ya sucede en Oaxaca debido a la falta de acción gubernamental o contubernio en diferentes niveles, Oaxaca ocupa el 11vo lugar en materia de homicidios, en enero se cometieron 5 secuestros en la ciudad, en robo a casa habitación se reportaron 127 casos el mismo mes y para febrero se registraron 23 casos de feminicidios.

Aunado a ello los conflictos sociales sin resolver, las constantes movilizaciones de diversos sectores defraudados por Murat, es decir que la puesta en escena de Murat esconde una situación conflictiva y un aumento de la delincuencia.

Las declaraciones de Murat van encaminadas a engañar al pueblo y calmar a los inversionistas que pretenden invertir en los diferentes proyectos anunciados. Las policías de los diferentes niveles, el ejército, la policía federal, la marina y ahora la Guardia Nacional son instituciones que han mantenido a salvo los intereses de los sectores empresariales como lo hemos visto en casos de represión, la única salida para la defensa del pueblo ante la inseguridad social es la organización barrio por barrio, colonia por colonia, comunidad por comunidad y hacerle frente a la delincuencia que muchas veces está coludida con los gobernantes.

Por ello decimos que cerrar la frontera no solucionaría la violencia social en Oaxaca porque está ya existe y se extiende cada día que aumenta la explotación de los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *