Guardia Nacional, seguridad mexicana en manos criminales

Los que hoy nos sostenemos con vida, es y ha sido por esfuerzo nuestro, desde el cuidado de nuestra familia y nosotros mismos. Teniendo en nuestra contra, desde los grupos pequeños y grandes de la delincuencia y más que nada la delincuencia institucionalizada: las policías estatales y federales, Ejército mexicano, la gendarmería, la Marina, los paramilitares y gran parte de los policías municipales.

Todo ese aparato represor ha sido el más grande azote contra el pueblo mexicano, ninguna corporación goza de respeto ni simpatía del pueblo, al contrario, son los gorilas que han sostenido los gobiernos en turno, asesinos de miles de dirigentes sociales, culpables de masacres y de desapariciones selectivas y colectivas, de apoyo y sostén de la delincuencia.

Van unos datos: los asesinatos de Emiliano Zapata y Pancho Villa, las masacres del 68 y la de Corpus en 1971; los crímenes de Lucio Cabañas, Genaro Vázquez, y Misael Núñez Acosta; los asesinatos en Aguas Blancas, la desaparición de Gregorio Alfonso Alvarado López, en Guerrero, las ejecuciones en Tlatlaya Estado de México y Tanhuato, Michoacán. En Chiapas, la violencia criminal contra Golonchán, municipio de Sitalá, Frontera Comalapa, Amatenango de la Frontera, la Independencia, las Abejas en Chenalhó, Venustiano Carranza y la reciente el 30 de julio del 2018 en Comitán de Domínguez; sin olvidar la de Nochixtlán, Oaxaca, Ayotzinapa Guerrero, la ejecución y mutilación de Gustavo Salgado en Morelos por mencionar sólo algunos de los miles que han hecho sangrar las venas abiertas del pueblo mexicano. En todos estos hechos han estado involucradas las fuerzas gubernamentales y el paramilitarismo, juntos o separados, directos y encubiertos. al servicio del gran capital.

A todo este crimen institucionalizado, quieren encontrar la cura en los mismos que lo hicieron o lo permitieron, las fuerzas armadas hoy, Guardia Nacional (GN) integrado por la policía federal, policía militar y la policía naval.

Para el gobierno, la Guardia Nacional es: “una instancia de Estado, que participará en la libertad, la vida, la integridad y el pleno ejercicio de los derechos de las personas, protegiendo su seguridad y patrimonio, así como los bienes de la nación, en los casos y bajo las condiciones dispuestas en la constitución…”.

Arrancan con 66 mil efectivos entrenados por el ejército y la marina, 38 mil del ejército, 20 mil de la policía federal y 8 mil de la naval con un presupuesto de 17 mil millones de pesos con el compromiso de que en el 2022 serán 110 mil elementos.

Lo que agilizó la creación de la GN, según sus argumentos son “el 70% del territorio mexicano está en manos del crimen organizado en 21 estados del país con 300 organizaciones delictivas”, que del territorio nacional el 70% son focos rojos, 20% focos amarillos, 10% focos verdes. De los 3 componentes de la GN, el ejército resolverá 126 focos rojos con 216 coordinaciones regionales (cuarteles militares), la marina resolverá 18 focos rojos con 34 cuarteles militares y la policía federal resolverá 6 focos rojos con 16 cuarteles militares. Con una cabeza de 194 formada por generales, tenientes, coroneles, mayores, almirantes y capitanes (probablemente los más sanguinarios), reforzados por una plantilla de 185 militares de altísimo rango.

Este aparato debe tener capacidad de respuesta de los 3 órganos de gobierno, según estos niveles: nivel 1: entre 30 minutos a una hora: nivel 2: derivado del nivel 1, delitos federales y locales expuestos en medios de comunicación y denuncias por ciudadanos; nivel 3 entre 24 horas y una semana y nivel 4: respuesta entre una y 4 semanas.

 

Chiapas y la Guardia Nacional

 

De acuerdo a ese informe, Chiapas no está considerado dentro del 70% de los 21 estados en (supuestas) manos delictivas, tampoco aparece en los 8 estados de arranque de la GN, pero si está considerado como estado estratégico. Si el objetivo de la GN es recuperar los espacios considerados perdidos por el Estado, no se refiere sólo a la delincuencia, sino a desmembrar las organizaciones sociales existentes en ese histórico estado de luchas magisteriales, estudiantiles, campesinas, populares y el mismo Ejército Zapatista de Liberación Nacional quienes intentan resistir al cerco.

Con datos periodísticos y de la misma GN, inicialmente lo tienen proyectado de la manera siguiente. “Entidad Chiapas 1” se instalarán 4 coordinaciones regionales (o sea 4 cuarteles militares) de la GN en San Cristóbal de las Casas, Comitán de Domínguez, Huehuetán y las Margaritas. “Entidad Chiapas 2” se instalarán 4 coordinaciones regionales (o sea 4 cuarteles militares); Ocosingo, Palenque, Pichucalco y Bochil, con un escuadrón de entre 450 a 600 efectivos por cada región de acuerdo a la propia ley. “Entidad Chiapas 3” no indican cuántos cuarteles, ni sedes, sólo indica al sur del estado.

La violencia que nos han impuesto, quieren combatida con sus propios creadores y ejecutores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *