La lucha de la CNTE continúa en la 4T | El internado del Mexe y la Jacinto Canek, entre otros pendientes

Después de la legislación de las leyes secundarias en la Cámara de Senadores, a los ojos de los trabajadores de la educación del país, padres de familia, estudiantes e intelectuales académicos democráticos, queda claro que no se realizaron los cambios radicales a la educación prometidos por la 4ª T y su presidente. La actual reforma educativa Amlo-Peñista, sus leyes secundarias, su nueva “Escuela Mexicana”, resultaron ser un remedo de las recetas impuestas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial a los países capitalistas bajo su dominio, pues éstas, mantienen su contenido empresarial y privatizador.

Las pláticas entre el gobierno federal, la Secretaria de Educación Pública y la Comisión Nacional Única de Negociación, solo sirvieron para dilatar el cumplimiento a las promesas de campaña, alargar las pláticas, salir de las negociaciones con pobres resultados, soltar dinero, apapachar dirigentes, dividir contingentes, acciones que a la postre logró la inacción de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en su conjunto.

Por tanto, se hace necesario que las bases de la Coordinadora tomen en sus manos la conducción de la siguiente etapa en su lucha contra las políticas educativas neoliberales, no pueden permitir más que su dirección nacional so pretexto de “debatir”, se presente en eventos con los enemigos de los maestros, los que pagaron miles de pesos en campañas para desprestigiarlos y justificar los actos de represión como lo sucedido el 19 de junio de 2016 en Asunción, Nochixtlán, Oaxaca; no debe permitirse que mantengan a la CNTE aislada del proceso unitario nacional. La lucha de los pueblos de Ecuador, ejemplifican que la unidad en acción de los trabajadores del campo y la ciudad, los pueblos originarios, las mujeres, la juventud son capaces de asestar grandes reveses a las políticas neoliberales y defender los derechos de los trabajadores.

La 4ª T logró su objetivo, impuso su reforma educativa y mantiene la dilación para resolver los temas torales de la Coordinadora, entre éstas, las incidencias administrativas y en particular el tema de justicia. Quisieron inmovilizarlos totalmente, las bases no lo permitieron, las bases tuvieron claridad y lograron empujar acciones de denuncia en San Lázaro y el Senado, ahora corresponde involucrar a todas sus estructuras para sacar un exitoso VI Encuentro Nacional por la Unidad el Pueblo México, establecer líneas de acción rumbo a una gran movilización de masas para el 31 de enero de 2020, acompañar e involucrarse en la exigencia de justicia para las víctimas de Nochixtlán, por la presentación con vida de los desaparecidos, lograr que las normales rulares como El Mexe en Hidalgo y la Jacinto Canek en Chiapas, recuperen su condición de internado, consolidar un plan que permita sentar las bases de los programas de educación alternativa construida por cientos de maestros en sus comunidades, entre otros temas.

El magisterio democrático nacional tiene gran reto, de reagruparse, sacudirse de los elementos traidores y oportunistas, para seguir siendo referente de vanguardia en la lucha de clases en nuestro país. Repetimos, los sucesos que se presentan en América Latina, deben ser lecciones que sirvan para no confiarnos de los discursos de transformación del neoliberalismo al post neoliberalismo. El himno de la CNTE es claro, socialista será el porvenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *