Irán | sobre los recientes acontecimientos en la región de Oriente Medio

Declaración del Partido del Trabajo de Irán (Toufan) sobre los recientes acontecimientos en la región de Oriente Medio

El asesinato de Qassem Soleimani por parte de los EE. UU y la respuesta iraní y mundial a la misma, ha impulsado a nuestro Partido a reafirmar sus posturas sobre el asunto y a
investigar los efectos de esta acción terrorista de los Estados Unidos contra Irán y el mundo.

El general Soleimani fue un comandante que voluntariamente fue a la guerra contra la invasión militar iraquí de Irán, defendió la integridad territorial del país y gradualmente se
convirtió en un destacado estratega militar. Qassem Soleimani también tomó la delantera en la lucha contra ISIS, especialmente en el momento en que los terroristas respaldados por los Estados Unidos se dirigieron a Bagdad con la esperanza de venir a Teherán. El general Soleimani derrotó los intentos asesinos de ISIS de establecer un frente unido y fundar el grupo paramilitar Hashad al-Shaabi (Fuerzas Populares de Movilización) en Iraq.

Qassem Soleimani, como militar experimentado y diplomático, fue un general del ejército popular y respetado no solo para una gran parte de la sociedad iraní, sino también para
toda la región y muchos líderes mundiales.

Según documentos publicados por la prensa internacional y por la declaración del Primer Ministro iraquí Adel al-Mahdi, Soleimani había viajado a Irak por invitación del gobierno
iraquí para facilitar negociaciones entre Irán y Arabia Saudí. En una entrevista a la prensa, al-Mahdi desenmascararó las mentiras de los Estados Unidos de que ”teníamos
información exacta de que Soleimani había venido para asesinar a los estadounidenses en Iraq”.

Al-Mahdi declaró: “Para que conste, digo que a las ocho en punto de la mañana, tuve una reunión con el general Soleimani. Quería darle la carta saudita sobre los acontecimientos en Irak y la paz en la región” .

El hecho es que el gobierno iraní ha estado tratando de poner fin a la agitación que Estados Unidos ha creado en la región. El imperialismo estadounidense que viene desde 8,000 kilómetros de distancia ha construido docenas de bases militares y terroristas alrededor de Irán, ha ocupado territorios de la región, está conspirando y saboteando contra los gobiernos formales, legales y legítimos de la región, y está causando tensión en el Medio Oriente. La política del gobierno iraní en la región incluye la eliminación de la
tensión en la región, la prevención de la guerra y la destrucción, exigencias para la retirada de tropas extranjeras de la región y el establecimiento de un acuerdo de asociación con los estados del Golfo Pérsico que garantice la seguridad en la región. Si se implementaran, estas políticas servirían principalmente al interés nacional y al interés de clase obrera y el pueblo de Irán.

Israel es el único país que se beneficia del caos en la región y quiere interrumpir cualquier intento de reconciliación, cooperación y paz. Las continuas acciones provocativas
israelíes en Irak, el bombardeo de Siria, los ataques a barcos iraníes en el Mar Rojo con sus misiles y las acusaciones a Arabia Saudita Arabia por ello, y otros actos de sabotaje
israelíes en el Golfo Pérsico están al servicio de evitar que los países árabes se acerquen a Irán. Esta proximidad es de importancia estratégica en la región, reforzando el
Movimiento de Liberación Palestino, restringiendo así a Israel que no consigue explotar las divisiones en la región en beneficio de su propio expansionismo y sus metas que
crean tensión. Es por eso que los analistas políticos reiteran que Trump ha sido utilizado por su asesor sionista y ha cumplido el deseo de Israel sin pensar en las consecuencias
de sus acciones. En En el asesinato de Qassem Soleimani, se ven las manos inmundas del sionismo israelí.

El Partido del Trabajo de Irán (Toufan) condena enérgicamente el asesinato ordenado por Trump de Qassem Soleimani, un conocido oficial iraní, que había viajado a Irak para negociar con Arabia Saudita. Esta es una manifestación de terrorismo de estado en el mundo. Este acto criminal de Trump es una clara violación de los derechos de las
naciones, normas y estándares universalmente reconocidos, y un pisoteo de los logros de la humanidad y los acuerdos globales.
El derecho a la soberanía nacional es un derecho democrático al que todos los países del mundo tienen derecho independientemente de la ideología, el tamaño del país, la naturaleza del estado, la religión, la raza, el idioma y demás. El presidente Trump, al ordenar el asesinato, ha lanzado este importante logro de la humanidad a un vertedero. Todos los países del mundo, con excepción de Israel, condenaron esto acto terrorista. El horrible crimen de Trump fue condenado por el Secretario General de la ONU.

La soberanía nacional o los derechos democráticos son los derechos que son independientes de la naturaleza de los gobiernos. Los derechos democráticos no son divisibles. Solo los tiranos y los fascistas no reconocen estos derechos universales en el mundo actual. Los derechos de los hombres y las mujeres son iguales sean de la clase trabajadora o de la burguesía. Esto también es cierto para la soberanía nacional y derechos que tiene nuestro país Irán. Uno no puede usar la forma y la ideología del gobierno en Irán para negar los derechos que pertenecen a Irán como un país con una
larga historia.

Cuando la noticia del asesinato de Qassem Soleimani llegó a Irán, la sociedad se desbordó porque nuestra nación despierta no condonó la humillación y la violación de la
soberanía nacional de Irán. Millones de personas salieron a las calles de muchas ciudades para protestar y participar en el cortejo fúnebre. Una nación que salió a la calle
por amor a su país en noviembre de 2019 y perdió a sus hijos e hijas en la lucha contra el régimen represivo de la República Islámica, se negó a socavar los intereses de su país
por venganza contra el régimen gobernante y bailar por el acto de terrorismo de Trump. El castigo del gobierno iraní por sus crímenes debe ser determinado solo por el pueblo iraní,
no por Trump o Netanyahu. Este mensaje fue enviado por la nación iraní a todos los matones del mundo y a la oposición vendida iraní. El pueblo de Irán ama a su país, está
lleno de orgullo nacional, diferencia a Irán de la República Islámica, y están listos para llevar a cabo una resistencia unificada a cualquier agresión extranjera.

Todos escucharon el anuncio de Trump de que destruirá el patrimonio cultural de Irán. Este es el mismo hombre que etiquetó al pueblo iraní como terrorista. Inmediatamente
después de que se hizo el anuncio, la oposición iraní pro-EE. UU. y pro israelí, que se había dado cuenta del grado de la criminalidad del anuncio, comenzó a reformularlo.
Afirmaron que Trump ni siquiera entendió sus palabras y que se refería a “sitios religiosos”, y el “seminario Qom”. Decir que las mezquitas iraníes de siglos de antigüedad no son parte del patrimonio cultural de Irán: ¡cuan infectado debe estar el cerebro para pensarlo! Este escandaloso reclamo fue declarada por la oposición mercenario iraní para engañar al público cuando toda la prensa en el mundo criticó el anuncio de Trump y defendió el patrimonio cultural de Irán y cuando el jefe de la UNESCO en las Naciones Unidas lo declaró acto criminal de guerra.

Ni guerra, ni sanciones, ni agresión militar

Nuestro partido se opone a la destrucción y desintegración de Irán y lucha contra la complicidad de la oposición mercenaria iraní con el imperialismo y el sionismo. Dar cuenta
del régimen capitalista de la República Islámica es el deber y el trabajo del pueblo iraní. Oponerse a las sanciones y la guerra no significa aceptar la humillación. Se dice que el
régimen iraní estar buscando conversaciones con los Estados Unidos detrás de bastidores. Este es un principio burgués de diplomacia en el mundo y no es un gran problema aquí. Lo que importa es lo que salga de este compromiso. Si la oposición al asesinato de Qassem Soleimani y la presión de Irán y el mundo sobre los Estados Unidos conducen a la implementación del acuerdo nuclear, levantamiento de sanciones y el regreso de los activos incautados ilegalmente de Irán, naturalmente sería en interés del pueblo iraní, pero si estas negociaciones tienen lugar con el propósito de matar el tiempo y violar los derechos de Irán, será considerado un acto traicionero por el régimen de la República Islámica. Hoy, los imperialistas estadounidenses y sus aliados se han aislado
cada vez más en el mundo y en la región. Si los Estados Unidos de América no otorgan concesiones en las condiciones actuales, nunca dará ninguna concesión, y aumentará el riesgo de guerra. El interés de nuestra patria es retirarse siempre que se logren las ganancias mencionadas anteriormente, y si no, todos los intereses del imperialismo en la región deben estar en peligro.

¿Qué hacer?

El primer paso hacia una solución politica al actual impasse en nuestro país es formar un frente popular y revolucionario.La formación de tales frentes solo es posible dibujando una demarcación transparente entre amigos y enemigos del pueblo iraní. En nuestra opinión,
esta transparencia separa las filas de quienes van de la mano con los imperialistas de las fuerzas leales al pueblo. Cualquier sanción económica e intervención militar debe ser condenada. Las políticas económicas neoliberales, la corrupción y malversación de fondos, y represión política debería encontrar oposición. Cualquier cambio político debe considerarse una tarea interna del pueblo iraní. El vínculo entre la lucha por los derechos democráticos de los trabajadores y por la justicia social y la lucha contra el imperialismo y sus mercenarios definen la identidad y carácter de una alternativa tan revolucionaria y popular.

No hay duda de que el asesinato de Qassem Soleimani y el peligro de una guerra extranjera ha afectado la lucha de clases y ha dado un descanso al régimen, pero estos
efectos tienen una breve vida. Privados de sus derechos y enfrentados a la pobreza, la discriminación y la represión, las masas se levantarán de nuevo. Las autoridades extranjeras de la República Islámica siempre han utilizado amenazas extranjeras para unir al pueblo detrás de su poder. Estas amenazas justifican la concentración de poder en las
manos de unos pocos autoritarios y transforman la sociedad en una sociedad de tiempos de guerra. De hecho, las amenazas de los imperialistas sirven objetivamente a la
continuación del despotismo en Irán y refuerzan el régimen de Velayat-e Faqih (la regla del Líder Supremo). La eliminación del peligro externo y el levantamiento de las sanciones
ilegales están a favor del movimiento de trabajadores y trabajadores, y proporcionan las condiciones para el avance de la lucha de clases.

El derribo del avión de pasajeros

Las políticas belicistas, agresivas, que crean tensión y violan la ley del imperialismo estadounidense han creado una atmósfera de inseguridad en todo el mundo. Nadie en el
mundo disfruta de seguridad jurídica y protección universal de las Naciones Unidas. El lenguaje de la fuerza y el bullying son la última palabra. La ley Genghis se ha convertido
en una ley válida en el mundo: el que tiene más poder tiene más derecho. Esta inseguridad y tensión era la regla no solo en el espacio aéreo Iraní-Iraquí y cuando un
funcionario iraní en Iraq fue asesinado o cuando un avión de pasajeros ucraniano en Irán fue alcanzado por misiles.

En 2014, un avión de pasajeros de Malasia también se convirtió en una víctima de la atmósfera terrorista de la OTAN en la zona de conflicto de Ucrania, una atmósfera que fue
producto de una clara agresión y interferencia de la OTAN y los EE. UU en los asuntos internos de Ucrania y la creación de una atmósfera de guerra.

La catástrofe del derribo del avión ucraniano en Irán, que también mató a muchos de nuestros compatriotas, no es ni el primero ni será el último en el clima escalado de tensión
que es producto de la política de EE. UU. La administración estadounidense es directamente responsable de estos eventos catastróficos. En lo que respecta al régimen
de Irán, la falta de transparencia y la mentira sobre el evento hizo enojar a muchos iraníes. Estos mentirosos nunca recuperarán la confianza del pueblo iraní. El pueblo de Irán se preocupa cuando ve que las agencias de inteligencia estadounidense, canadiense y australiana conocían todos los secretos de este evento incluso antes que muchas
autoridades de alto rango del régimen. El pueblo iraní tiene derecho a temer tal inseguridad; quieren saber si el régimen es competente o solo jactancioso cuando afirman tener la capacidad de defender el espacio aéreo de Irán contra misiles de crucero de EE. UU. El pueblo tiene derecho a exigir la renuncia de la oficiales islámicos incompetentes del régimen. La gran nación iraní está preparada para luchar contra la agresión de Estados Unidos a pesar de la represión interna que ha estado enfrentando durante 40 años. Los imperialistas también están explotando la insuficiencia crónica y las mentiras del régimen. Como la repetición de la experiencia siria, el embajador británico participa en una protesta estudiantil y el presidente Trump envía un mensaje en farsi a los estudiantes diciéndoles que cuenten con el apoyo de la administración de EE. UU. No está claro qué manos misteriosas han informado al embajador británico para que pueda participar en la protesta.¡ Ahora tenemos que esperar el trabajo de los agentes imperialistas escogidos a dedo en Irán!

Nuestro partido pide la renuncia de los oficiales incompetentes. Llamamos a un juicio público para estos oficiales con presencia de medios de comunicación mundiales. La alta tensión y la atmósfera insegura creada por la administración Trump que resultó en la
tragedia del derribo del avión ucraniano debe ser sacada a la luz en el tribunal. Los asesinatos de los imperialistas y su falta de respeto por la vida humana debe ser expuesto
en un tribunal público. Condenamos enérgicamente la intervención de los EE. UU y el discurso de Trump y la presencia descarada del embajador británico en manifestaciones anti-gubernamentales en Irán. Estas intervenciones dañan las luchas democráticas del
pueblo iraní por la libertad porque son hipocritas y siembran las semillas de la división y la represión. El pueblo de Irán, no el presidente Trump o el embajador británico, debe buscar
justicia y obligar al régimen de la República Islámica a responder a sus demandas. Las conspiraciones imperialistas destinadas a destruir o desintegrar Irán deben ser expuestas
y eliminadas.

Apoyamos la lucha revolucionaria del pueblo iraní contra el gobierno capitalista de la República Islámica por la libertad, la democracia, la justicia social y el respeto del
derecho de soberanía nacional e integridad territorial de Irán!

Exigimos que las mentirosas y las fanfarronas autoridades iraníes sean llevadas a juicio abierto, y que el papel del imperialista estadounidense de violar el derecho
internacional y crear las hostilidades sea expuesto!

Exigimos el fin de la presencia de las fuerzas imperialistas y la interferencia en los asuntos internos de los países de Oriente Medio!

¡Decimos “NO” a la guerra, las sanciones y toda agresión contra los países en Oriente Medio!

¡Los imperialistas estadounidenses deben mantener sus manos lejos de Irán e Irak!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *