Líderes sindicales espurios y patrones negociando outsourcing contra la clase obrera

En el contexto de la crisis general capitalista, su estancamiento económico y fenómenos recesivos en varios países, que no han podido recuperar el crecimiento anterior al 2008, o crecimientos mínimos en las principales economías que no representan algo significativo en la actualidad y se vea reflejado en el bienestar de las amplias masas populares, pero si en el aumento de las desigualdades sociales, las grandes migraciones, la pobreza, el desempleo, pérdidas de derechos, precarización de salarios, intensificación de la explotación en las mayorías proletarias y los pueblos del mundo; y en donde los diversos gobiernos ocultan la gravedad a la que ha conducido el sistema capitalista con el afán de multiplicar ganancias de la oligarquía financiera a costa de la fuerza de trabajo de la clase obrera y los trabajadores. Esta situación ha llevado a la disputa interimperialista a condiciones belicistas alentando el terrorismo, el fascismo y la guerra en diferentes escenarios, como lo es el Oriente Próximo, para resolver su disputa de mercados y el atraco de recursos naturales, ahora, ocultando tal situación bajo el espectro del coronavirus que ha llevado a las plazas financieras del mundo (24 febrero 2020) a la baja, con pérdidas cuantiosas en los instrumentos y mecanismos del capital bajo el supuesto de una pandemia mundial.

Mientras en México que había mantenido su economía estancada y ahora en recesión, este 25 de febrero de 2020, amaneció el peso con una depreciación de 21 centavos, la Bolsa Mexicana de Valores se contrae 2.2% equivalente a 141 mil 776 millones de pesos (mdp). Y el presidente AMLO celebra el 84 aniversario de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), con la presencia de gobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y miembros del gabinete presidencial, así como el sector empresarial, con el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelí, ante 20 000 cetemistas. Donde su presencia y mensaje reafirma la alianza con la dirigencia charra cetemista que siempre ha traicionado los intereses de los trabajadores de México en beneficio del sector empresarial y la oligarquía financiera y a estos se refirió “de que no son explotadores o esclavistas” (¿).  Además nos encontramos en medio de una ofensiva más contra los trabajadores complementando la reforma laboral con el tema del outsourcing, donde el gobierno federal estableció una coordinación institucional con el fin de acabar con la subcontratación laboral “ilegal” en el país; la Junta de Coordinación Política del Senado de la República (Jucopo) convocó a autoridades laborales, legisladores y representantes patronales y sindicales para analizar los 13 puntos que contempla el dictamen que tiene el Senado para reformar la Ley Federal del Trabajo (LFT) del Seguro Social en materia de subcontratación aprobado por las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos, la creación del registro nacional de empresas y la regulación del outsourcing son sus conclusiones. La titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) Luisa María Alcalde Luján que a través de la Coordinación Institucional y aplicando el marco legal actual hay avances en la regulación de empresas que simulan esta contratación, claro después de un discurso característico de la 4ª Transformación que fingen estar con los trabajadores y que toda situación anómala es resultado del pasado. Tanto el presidente del Consejo Mexicano de Negocios, como el presidente de la Concamin consideran que no debería modificarse más la LFT para regular la subcontratación, sino aplicar el marco legal actual a través de inspecciones y crear el registro nacional de esas empresas, “cualquier amenaza sobre el outsourcing es una amenaza directa a la industria”; todas las centrales patronales están de acuerdo incluso una planteó “si no hay outsourcing que tampoco se repartan utilidades”, reflejando su naturaleza reaccionaria.

El miércoles 19 de febrero tuvo lugar el Parlamento Abierto para la Reforma en materia de Subcontratación Laboral (outsourcing), que fue organizado por la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados. Evento que mandó un mensaje de tranquilidad a quienes participan de la subcontratación según los empresarios. Y los líderes sindicales espurios que aprobaron la reforma electoral, ahora también acordes a que se regule el outsourcing, ellos no llevan el consenso de la mayoría de trabajadores, no están los exponentes de la clase obrera organizada, así como los trabajadores precarizados y desempleados que se baten en la lucha callejera.

Todas las voces “especialistas, patronales y comprometidas con el movimiento obrero” van por un outsourcing más “humano” como lo indica AMLO y sus llamados a la “conciliación”, no confrontación, que va a generar más empleos e inversiones en el país para resolver las causas de la crisis capitalista en puerta  y las empresas cumplirán con sus obligaciones hacia las instituciones de seguridad social y la economía nacional,  sobretodo proteger a los trabajadores (¿?).

Nosotros vemos la subcontratación como nuevo mecanismo de la burguesía en su modernización de la explotación y dominación en el universo del trabajo, de dimensiones globales, que responde a su propia crisis cíclica. Una “simulación” por la que se eluden los derechos laborales y en la que trabajan alrededor de 8 millones de trabajadores, el 97 por ciento con bajos salarios, sin derecho a seguro social, Infonavit, vacaciones, aguinaldo y utilidades e inseguridad en el trabajo por el momento; aunque su tendencia es también aniquilar la organización de los trabajadores y sus contratos colectivos. Por lo que se debe desarrollar la lucha contra el outsourcing desenmascarando en su proyección burguesa desde el punto de vista de la lucha de clases, con la movilización unitaria y en el proceso de la construcción de la Central Unitaria de los trabajadores, que nos lleve a desarrollar otras formas de lucha superior como la huelga política general, la construcción de un frente internacionalista antiimperialista proletario contra la guerra y el fascismo; guiados por liquidar este sistema capitalista y de relaciones de producción injustas. ¡Por la Revolución Socialista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *