La “Nueva Normalidad” y la lucha de los trabajadores

Vemos en el Plan para la “Nueva Normalidad “una serie de medidas para implementarlas por el gobierno de la “4ª Transformación” para reactivar -a partir del 18 de mayo- la economía en México aun cuando la pandemia del Covid-19 se mantiene cobrando más víctimas en estos días (36% más el fin de semana último), medidas exigidas por el imperialismo norteamericano, la oligarquía financiera internacional y la burguesía mexicana para poner en operación el proceso productivo derivado del T-MEC, en la parte militar y automotriz, de donde somos sus eslabones y reactivar la construcción y la minería que se encuentran en crisis.

La aplicación del Plan es de “libre arbitrio” ya que cada autoridad estatal y municipal puede aplicarlo o no, y la centralización de la conducción sanitaria es rota por la complacencia y las contradicciones del gobierno federal con esas autoridades que también están ligadas de alguna forma con los intereses empresariales y derechistas mafiosos o sea que la vida de los trabajadores no importa.

En la segunda etapa del Plan para la “Nueva Normalidad” se elaboran por empresas protocolos sanitarios para el reinicio seguro de actividades; capacitación de personal para seguridad en el ambiente laboral; readecuación de espacios y procesos productivos, así como filtros de ingreso, sanitización e higiene del espacio laboral. Todo esto es “maravilloso” pero parecen olvidar que los trabajadores organizados y no organizados antes de esta “Nueva Normalidad”, normalmente desarrollaban su trabajo desprotegidos sin mayores atenciones a su salud y quienes tenían su contrato colectivo de trabajo eran transgredidos sus derechos como el de la salud por parte de los empresarios; no funcionaban las comisiones internas en cada fábrica de seguridad y salud en complicidad con los sindicatos charros. Y quienes gozaban de alguna seguridad siendo usuarios de alguna institución de salud pública encontraban una infinidad de carencias en medicamentos y equipo, así como deficiencias en el servicio de salud. Hoy en pocos días que “garanticen” las empresas la seguridad, la vida, el empleo, los salarios de millones de proletarios es demagógico cuando la burguesía está apurando los cambios en adecuar los espacios y procesos productivos para recuperar su tasa de ganancias intensificando la explotación de la clase obrera.

La clase obrera maquiladora en la frontera norte del país particularmente en Matamoros Tamaulipas, que se levantó luchando en el 2019, con el movimiento 20/30, por la constitución  de su  Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios Movimiento 20/32, que ha obligado a diferentes empresas ante la declaración de Contingencia Sanitaria por el Covid-19 a cumplir con la seguridad sanitaria de los trabajadores y que estos se retiren del trabajo bajo condiciones de respeto al 100% de sus salarios y prestaciones, ahora este 18 de mayo, volvieron a las calles para exigir el cierre total de todas las maquiladoras porque aún no hay las condiciones de protección contra el Covid-19 y contra las que nunca cerraron  y varios trabajadores han sido contagiados, falleciendo otros sin que los empresarios asuman su responsabilidad; a esta acción simultáneamente se incorporaron los trabajadores de  Ciudad Juárez Chihuahua, como un ejemplo a los hermanos de clase de todo México que se encuentran en las mismas circunstancias, y que es necesario salir  a manifestarnos para salvar el empleo, por: pan, la salud y la vida, el acceso a los frutos  del trabajo, a la riqueza generada por las manos obreras, pero también para democratizar los sindicatos y echar abajo al sindicalismo blanco y charro, corrupto; avanzar en la unidad de clase por la constitución de una Central Unitaria de Trabajadores. El capitalismo solo depara muerte, hambre, miseria, pandemias, debemos organizar su derrumbe organizándonos en nuestro Partido Comunista de México Marxista Leninista.

¡Que los ricos paguen la crisis! ¡No a la reapertura de la maquila automotriz!, cierre total de todas las maquiladoras! ¡Por la vida, pan, salud y trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *