En memoria de Nina Alexandrovna Andreeva

El movimiento soviético e internacional comunista de los trabajadores ha sufrido una fuerte e irreparable pérdida. El 24 de julio de 2020, Nina Alexandrovna Andreeva, Secretaria General del Comité Central de Toda la Unión Partido Comunista de Bolcheviques, falleció en la Ciudad de Leningrado, como resultado de una enfermedad severa. El corazón firme de una patriota de la cuna Soviética, una política destacable, una firme bolchevique, una luchadora contra el oportunismo y revisionismo en todas sus formas en el movimiento comunista, una dirige

nte del movimiento comunista internacional que sobresalía, una mujer guerrera, el corazón de nuestra querida amiga y camarada ha dejado de latir.

Nina Alexandrovna nació el 12 de octubre de 1938, en una familia de clase trabajadora en Leningrado; en 1941, como muchos de sus compañeros, perdió a su padre, quien murió en el frente de batalla. Se graduó de la preparatoria, con una medalla de oro, con honores del Instituto Tecnológico de Leningrado, se postuló para las ciencias técnicas. En 1966, se unió al Partido Comunista de la Unión Soviética o CPSU por sus siglas en inglés. Como una militante del Partido honesta, siempre tuvo principios y posiciones firmes. Debido a esto, dos veces le intentaron privar de su carnet del Partido. Quienes le querían privar de su carnet fueron los mismos que durante los años de la conocida como Perestroika, perdieron sus carnets como militantes del Partido.

Fue a la mitad del periodo de la Perestroika de Gorbachov cuando los traidores de nuestra patria lanzaron un ataque a los cimientos del socialismo; Nina Alexandrovska mostró su firme carácter bolchevique publicando el 13 de marzo de 1988, en el periódico Sovetskaya Rossiya, la famosa carta “No puedo comprometer mis principios”. Nina Alexandrovna fue conocida en la Unión Soviética y más allá de sus fronteras. El artículo expusó la política traicionera de Gorbachov desde un punto de vista de principios. La publicación causó tanto revuelo que el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, con mandato de Gorbachov, debatió los argumentos de Nina contra la Perestroika en un pleno especial durante dos días.

Para ella y su marido, la publicación se convirtió en un motivo para detonar una salvaje persecución por sus enemigos debido a su ideología. Este artículo dividió a la sociedad soviética en dos grandes contingentes, los partidarios de la preservación del socialismo y aquellos que decidieron destruir todo lo relacionado al periódo soviético. Desató un gran debate público y fue reimpreso en 800 publicaciones regionales y locales.

El 13 de marzo de 1988 se convirtió en un día de renacimiento del bolchevismo

El principio de vida de Nina fueron las palabras de Stalin: “¡Ni un paso atrás! Este debe ser nuestro principal llamado. Debemos ser enérgicos, hasta la úlima gota de sangre, defender cada posición… Nuestra patria está pasando por días difíciles. Debemos parar y luego derrotar y rebazar al enemigo, no importa cómo”.

Del 18 al 20 de mayo de 1989, tuvo lugar una Conferencia Fundacional en Moscú, en la cual Toda la Sociedad de la Unión- La Unión – con ideales Lenin

istas y Comunistas”, se erigió bajo la dirección de Nina. Nina Alexandrovna declaró los principios, además, luchó por ellos, luchó sola por ellos en este combate, para consolidar a las masas que quedaban firmes hacia el socialismo, defendiendo los principios del Marxismo-Leninismo. En la tercera conferencia de Toda la Sociedad de la Unión, la desconfianza politica fue expresada por el Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, él demandó la expulsión de Nina y la de todo su equipo, del Partido.

El 8 de noviembre de 1991, el Congreso Fundacional de Toda la Unión Partido Comunista de bolcheviques (VKPB) se realizó en Leningrado. El principal objetivo del congreso y la creación del VKPB fue el renacimiento del bolchevismo, la revolucionaria tendencia marxista, creada y fortalecida por V.I Lenin y J.V Stalin, el renacimiento del Partido, el cual, en la guerra santa contra el facismo, dirigió al Altar de la Victoria a más de tres de cada cinco millones de comunistas. Millones y millones de trabajadores en las décadas Stalinistas de la historia de la URSS construyeron, fortalecieron y defendieron desinteresadamente al socialismo. Y el Partido Bolchevique de esas décadas fue realmente su Partido, el Partido de los trabajadores. Sólo un Partido como este podía dirigir al país hacia la victoria del comunismo. La Unión de Partidos Comunistas Bolcheviques, creada por Nina, trata de tomar en cuenta dentro de su trabajo los logros que el Partido Bolchevique Leninista-Stalinista dio al país.

Mas de 30 años han pasado desde que el bolchevismo resurgió. En la dirección de Toda la Unión Partido Comunista de bolcheviques, desde el 8 de noviembre de 1991, Nina ganó el respeto no solo de los trabajadores de la URSS, sino de los movimientos internacionales comunistas y de los trabajadores con su lealtad al marxismo-leninismo, su dedicación a la causa de Lenin y Stalin en la lucha de poder entre la burguesía, el oportunismo, el sionismo y el facismo, por la bolchevización del movimiento comunista, Nina Alexandrovna Andreeva publicó los siguientes libros: “Intact principles (Principios intactos)”, “For Bolchevsmo in the Communist Movement (Por el Bolchevismo en el Movimiento Comunista)”, “The future is for Socialism (El futuro es por el Socialismo)”, que han sido de gran demanda no solo en Rusia, sino entre el movimiento mundial de trabajadores y el movimiento comunista mundial.

Bajo el liderazgo de Nina Alexandrovna Adreeva, Toda la Unión Partido Comunista de bolcheviques de Europa a través de su trabajo activo entre las masas, logró volcar en la conciencia de la opinión pública la personalidad de J.V Stalin, borrado de la historia soviética por las mentiras, falsificaciones, calumnias vacías y viles contra nuestro dirigente. Hoy, Toda la Unión Partido Comunista de bolcheviques está creciendo y fortaleciéndose con nuevos camaradas, amigos y aliados, una nueva revolución socialista está más cerca.

Todos aquellos que tuvieron la oportunidad de conocer y hablar personalmente con Nina notaron su invariable calma, su benevolencia hacia los demás, la claridad y certeza en sus juicios, y la profundidad de su entendimiento de la situación. Todos nosotros vamos a extrañar a esta maravillosa persona, una mente excepcional de gran intuición y una brillante agitadora y militante. Estamos orgullosos de que el destino nos haya dado la oportunidad de luchar por el socialismo bajo la dirección de Nina Alexandrovna Andreeva.

¡Continuaremos con la bandera roja de Lenin y Stalin, puesta en alto por Nina Alexandrovna Andreeva! Continuaremos y nos dirigiremos hacia la victoria del trabajo en el cual Nina dedicó décadas de su vida, la lucha, el renacimiento de nuestra patria soviética, la URSS.

Expresamos nuestras sinceras condolencias a toda la familia y amigos de Nina Alexandrovna Andreeva por la muerte de esta gran persona

¡La memoria de Nina Alexandrovna permanecerá en nuesros corazones por siempre!

 

Secretariado del Comité Central de Toda la Unión Partido Comunista de bolcheviques

 

24 de julio de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *