La derecha golpista-fascista desarrolla su oposición contra la 4T, pero sobre todo contra las mayorías populares

El sector más reaccionario y pro fascista de la oligarquía financiera en México, ha creado varios referentes de expresión de su posición, que, sin embargo, en conjunto representan una oposición reaccionaria derechista golpista, no solo contra el régimen oligárquico de la 4T, sino fundamentalmente, contra el movimiento proletario y popular organizado y sin organización; son la expresión más reaccionaria de la oligarquía financiera que pretende una salida reaccionaria, violenta y terrorista a la crisis, en abierta oposición a una salida revolucionaria desde las masas populares, y para hacerlo plantea la instauración de un régimen abiertamente fascista en México. Dentro de estos referentes, de los reaccionarios golpistas, está el Frente Nacional Anti AMLO (FRENAA), el grupo de gobernadores autodenominado “federalista”, el grupo “Sí Por México”, entre otros ya de vieja existencia.

El 3 de octubre el FRENAA logró un avance importante al sacar a las calles a más de 5 mil gentes, aunque ellos hablan de miles más, y haber ampliado su plantón (permitido y protegido por la 4T) a toda la plancha del zócalo de la CDMX, ya que pasaron de marchas motorizadas, a pie, esporádicas, de pocas decenas, a miles en las calles el 3 de octubre y a tomar completamente el zócalo capitalino, logro que les ha dado la confianza para afirmar que ahora irán por más de cien mil gentes para su siguiente acción, sin embargo, independientemente que lo logren o no, lo cierto es que son una fuerza reaccionaria peligrosa, que tiende a crecer y sumar en su filas a gran parte del descontento, producto de la crisis, la pandemia, y la política antipopular de AMLO y su 4T; son un peligro real contra la oposición proletaria-popular y las mayorías populares en general, por lo que hay que tomarla en serio y a la par de combatir la política oligárquica de la 4T. Estamos obligados a combatir a los golpistas fascistas, impidiendo a  toda costa que se legitimen, y más aún, que ganen presencia y fuerza entre las masas. Clarificándole a las masas en la teoría y la práctica, que la salida a la crisis, la pandemia y la grave situación que vivimos, no vendrá ni de la 4T, ni de la derecha golpista-fascista, ambas son posiciones reaccionarias de la oligarquía financiera y que la única salida revolucionaria y en el interés de las mayorías, es la instauración un régimen proletario popular, que atienda de manera inmediata las necesidades de salud, pan, trabajo y justicia, y un programa democrático popular anti oligárquico, que allane el camino al socialismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *