José Stalin

En Gori, Georgia el 18 de diciembre del año 1878 nace José Stalin. En el contexto de la dominación del Imperio Ruso, en Georgia de ese tiempo se producían importantes cambios económicos sociales, relacionados con el proceso de disolución tardía de la servidumbre de los siervos de la Edad Media, el rápido crecimiento de la producción industrial y la conformación de la clase de los proletarios.[1]

El nacimiento y la infancia de Iosif está marcada por las carencias y penurias de la familia derivados de su condición de clase trabajadora y en consecuencia por sus dificultades para proporcionarle su educación elemental. Sus padres, Vissarión Dzhugashvili y Yekaterina Gueladze, tuvieron antes dos hijos que no sobrevivieron, el mismo Josif padeció diversas enfermedades las cuales logro superar. Las relaciones de la familia permitieron, sin embargo, el aprendizaje de la lengua rusa, lo que facilitó que lograse destacar en sus estudios hasta ingresar al Seminario de Tiflis hacia los catorce años.

Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, José Stalin, en su estancia en el Seminario se relacionó con el movimiento revolucionario y las lecturas de las obras de Carlos Marx, entre ellas El Capital, vinculándose con el entonces Partido Socialdemócrata de Georgia. Abandona el Seminario y en la actividad práctica revolucionaria destaca la organización de la primera manifestación obrera el 1º de Mayo de 1890 en Tiflis y el mantenimiento de la prensa en Bakú, que dadas las condiciones de represión zarista sólo podría establecerse de forma clandestina. Igual situación aconteció con su actividad política que a raíz de una redada de la policía del Zar en 1891, tuvo que realizarlo en la clandestinidad hasta 1917. Detenido, encarcelado, deportado y fugado muchas veces, en este periodo, desarrolló importantes actividades en la creación y consolidación del Partido Bolchevique, encabezado por Lenin, con la correspondiente derrota de las tendencias pequeñoburguesas, mencheviques, economistas e izquierdistas; contribuyó en el mantenimiento y difusión del periódico Iskra entre el proletariado y en la profundización del movimiento obrero y campesino, que pasó por la revolución rusa de 1905 en el que nacieron los soviets, a la revolución democrática burguesa de marzo y la bolchevique de octubre de 1917, instaurándose primero las repúblicas socialistas y posteriormente la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas,

“La Primera Guerra Mundial, la guerra civil rusa, la intervención por parte de 14 potencias extranjeras luego de la toma del poder por los bolcheviques y la misma revolución, tuvieron un efecto devastador en la economía del país.”[2]  La aplicación de la Nueva Política Económica impulsada por el Gobierno Soviético en vida de Lenin y posteriormente el proceso de colectivización tanto de la industria como de la agricultura, a través de implementación de los planes quinquenales, a pesar de los múltiples conflictos y oposiciones, permitieron situar a la URSS en una potencia económica mundial en la década de 1930. Bajo la dirección de Stalin la URSS enfrentó y derrotó la agresión fascista en la Segunda Guerra Mundial y establecer el bloque socialista de países.

Stalin ha sido atacado falsamente y con infamia, de haber sido un mal dirigente y de hasta haber cometido crímenes en masa, pero esas acusaciones son posturas políticas e ideológicas que derivan de la perspectiva de clase opuesta al proletariado, que primero trata de desacreditar la actividad de Stalin para después negar y ensuciar la concepción y práctica del comunismo.

Histórica y documentalmente es demostrable el papel de Stalin y del Partido Comunista Bolchevique de la Unión Soviética, como marxista-leninistas consecuentes y dirigentes de la dictadura del proletariado y constructores del socialismo científico en el primer país del planeta. Stalin luchó al lado de Lenin por la construcción y defensa del Partido Revolucionario del Proletariado y después de la muerte de este, defendió su legado y desarrolló la teoría de la edificación socialista en un solo país, (derrotando a los trotskistas y demás revisionistas del marxismo-leninismo); que demostró ser un sistema superior al sistema capitalista-imperialista, porque socializo los medios de producción y desapareció la explotación del hombre por el hombre, terminó con la opresión de las nacionalidades a través de la autodeterminación, fraternidad y unidad entre los pueblos de las naciones colonizadas por el zarismo, lo que dio origen a la URSS.

Josif Stalín, seguirá estando al lado de Marx , Engels y Lenin como un clásico de la teoría revolucionaria del proletariado, una guía para la acción por la revolución proletaria, la dictadura del proletariado, el socialismo y el comunismo científicos.

Rendimos homenaje en este aniversario de su nacimiento.

[1] Stalin, biografía política.  Editado por el Comité Central del PARTIDO COMUNISTA DE EXPAÑA (Marxista – Leninista). Ediciones Vanguardia Obrera. 1979.

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/I%C3%B3sif_Stalin#Legado

Comparte en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *