Con megaproyectos, nuevo gobierno pretende proletarizar a grandes masas del sureste

La economía capitalista actúa en la actualidad como un mercado mundial capitalista-imperialista. Ello significa que todos los países forman parte de la cadena capitalista, ninguna escapa a sus vaivenes. A nivel mundial, las perspectivas para los próximos años, sigue siendo de un débil crecimiento, que no logra llegar a una etapa de auge, sino por el contrario, hay una seria tendencia hacia la crisis.

En este marco general existen leyes del desarrollo capitalista a la cual no puede escapar la economía mexicana, que está sujeta al mercado mundial capitalista jugando un papel neocolonial, respecto al imperialismo en general y con el dominio de las grandes trasnacionales y el capital financiero en todas las ramas de la economía nacional. 

Con la llegada de AMLO y Morena al gobierno, es evidente que la esencia del sistema capitalista, que se basa en la explotación del trabajo asalariado, no cambia. La preocupación central del presente gobierno de reactivar las ramas de la producción vinculadas al desarrollo del mercado interno, sin abandonar la necesidad de las exportaciones de las grandes trasnacionales, no puede revertir por sí sola, la tendencia de la economía y mercado mundial capitalista, a un débil crecimiento con perspectivas de crisis, porque no está rompiendo con el capitalismo, por el contrario está por crear una base de desarrollo en grandes megaproyectos que le permitan romper el estancamiento, pero lo que está claro, que este desarrollo no se puede dar sino se redobla la explotación asalariada, por ello la tendencia hacia la proletarización e industrialización del sureste del país, así como el desarrollo de la industrialización general del país.

En este sentido las perspectivas que dan los organismos internacionales imperialistas, y las calificadoras burguesas, hablan de un crecimiento entre 1.7-2.5 porciento en el mejor de los casos, pero que en esencia, no rompe con la tendencia general que se ha desarrollado desde 1982.

Es posible que en los próximos años se rompa con la tendencia del crecimiento que se dio durante todo el neoliberalismo, pero debemos tener claro que se alzará, sobre el perfeccionamiento del desarrollo de la explotación asalariada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *