Hospitales siguen con grave desabasto de medicamentos e insumos

El nuevo gobierno ya sabía que había graves deficiencias en todos los niveles de los servicios médicos en todas las instituciones de salud del país. Ya sabía que el gobierno mexicano destinaba 4 veces menos dinero en la atención médica por ciudadano de todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que había inequidad en los servicios, déficit de infraestructura médica, que había múltiples desvíos de dinero y que la compra consolidada de medicamentos era insuficiente. A pesar de ello, ha demostrado grave “falta de pericia” en el área operativa para atender a los pacientes y derecho habientes de IMSS, ISSSTE, Institutos de salud, centros de salud municipales, etc.

No sólo ha habido despidos de médicos y enfermeras que laboraban de manera temporal, suspensión del servicio de comedor a los estudiantes de las especialidades médicas (residentes) en el Hospital de la Mujer, mismos que trabajan jornadas de 36 horas de manera continua; hay incertidumbre respecto a cierre de hospitales como el Centro de Atención Psiquiátrico de niños y centros de atención y los más grave es el desabasto generalizado de medicamentos en todas las instituciones de salud.

En los hospitales públicos no hay jeringas ni gasas, los pacientes convalecen en sillas de metal en los pasillos y los doctores atienden a 70 pacientes al mismo tiempo. Este es solo un ejemplo de lo que pasa en esos sitios.

A todos sorprende que, en lugar de cascos cefálicos de acrílico, se coloquen partes de garrafones de plástico a los niños pequeños para que tengan una mejor oxigenación, que las mujeres tengan sus partos en los parques públicos, que haya manifestaciones, marchas y bloqueos de pacientes y médicos personal de salud porque no hay medicamentos ni equipo para atender de manera adecuada los padecimientos, pero todo ello ya los sabía el nuevo gobierno y a 100 días de su ejercicio no han podido resolver esta deficiencia en detrimento claro de la salud de los trabajadores y sus familias.

Han anunciado la compra consolidada de medicamentos como en el sexenio anterior, pero a la fecha los centros de salud y hospitales siguen con grave desabasto de medicamentos e insumos, sin duda en la salud del pueblo sigue habiendo una gran mentira de los gobiernos capitalistas y este último no es la excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *