México a las puertas de la crisis

Los factores principales para el desenvolvimiento de una crisis son internos, del mercado capitalista mexicano, pero a la vez por el papel altamente dependiente del mercado mundial, particularmente del norteamericano, las tendencias hacia la crisis que se da a nivel mundial; México formara parte de este proceso como parte del sistema capitalista-imperialista.

México lleva tres trimestres al hilo de crecimiento negativo de la industria, fundamentalmente del sector de la construcción y minería, en el último trimestre un retroceso del sector agrícola y servicios, lo cual da un crecimiento de 0.1% que pone la economía al borde de la crisis.

La burguesía por medio de las medidas anunciados por López Obrador y el Banco de México, la Secretaría de Hacienda, prácticamente son medidas anti cíclicas, que es una especie de protocolo mundial, a nivel de la política económica para una economía en recesión: bajar las tasas de interés, adelantar los pagos y contratos de la rama de la construcción; la propuesta de AMLO de varios pagos en especie del salario de los trabajadores se hagan directo, el mini-aumento salarial por encima de la inflación, tratan de poner mayor circulante para reactivar la economía.

Todas estas medidas son las que “recomienda” el Banco Mundial, para una economía en recesión, aunque técnicamente México no lo este, estas medidas son neokeynesianas , que en esencia es una visión reformista-socialdemócrata del neoliberalismo,  aunque se disfrace de opuesta. Segundo, con todas las medidas que se puedan implementar no pueden evadir la crisis, lo que están haciendo es querer sortear en  mejores condiciones la crisis. Tercero la caracterización de recesión, estancamiento, sólo describen la superficie del fenómeno, porque lo que nos ayuda a conocer como se encuentra el estado de la economía capitalista, es saber cómo se encuentra la tasa de ganancia, el proceso de acumulación, y más específicamente en la industria, que sigue siendo el eje de acumulación capitalista.

Estamos a la puerta de la crisis cíclica del capitalismo, y la clase obrera debe oponer su organización frente a esta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *