Marcha “Juntas brillamos más” en Toluca | Posicionamiento político ante la violencia del Estado

En México asesinan a 9 mujeres al día, el estado de México (Edo. Méx.) es la entidad con más feminicidios, tienen doble alerta de género y es el segundo estado con mayor número de secuestros, desapariciones y robo. Pese a la doble alerta de género, que y busca prevenir erradicar la violencia contra las mujeres, las autoridades no han resuelto la problemática.

Los gobiernos del estado de México han estado pintados de rosa, dirigiéndose hacia las mujeres, pero en los hechos los niveles de violencia y pobreza no han disminuido. Las mujeres han sido utilizadas como objetos de campaña únicamente. Según la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW) las mujeres en el Edo. Méx. carecen de acceso a los derechos humanos y técnicos, tiene limitada cobertura de educación media y superior, hay una baja participación de las mujeres en las políticas públicas, existen limitados derechos a la salud sexual y reproductiva, y hay corrupción en los sistemas de procuración y justicia. Lo que genera un ambiente hostil, inseguro y precario donde las mujeres son más vulnerables a sufrir algún tipo de agresión.

El Estado es cómplice y solapador de los crímenes cometidos contra las mujeres, un ejemplo de ello es el caso de Atenco. Los días 3 y 4 de mayo de 2006, 2 mil 515 agentes de seguridad detuvieron arbitrariamente a más de 200 personas, muchas de ellas no participaban en la protesta; el saldo del operativo fue de dos adolescentes asesinados y 47 mujeres, en su mayoría sufrieron tortura sexual a manos de los policías en el interior de los vehículos utilizados para trasladar a los detenidos a un centro de reclusión. Ante la falta de acceso a la justicia en instancias nacionales, 11 mujeres decidieron llevar el caso hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Las agresiones contra mujeres ocurren a diario en el estado de México. Sabemos que ni la policía, ni los militares disfrazados de Guardia Nacional van a resguardar la integridad de las mujeres, las estadísticas indican que 4 de cada 6 mujeres son agredidas por los militares.

El pasado 4 de agosto una mujer denunció una violación por parte de 4 elementos de la policía de la Ciudad de México, las investigaciones han carecido de rigurosidad y han puesto en peligro a la víctima y su familia al filtrar información confidencial. Tanto las autoridades como los medios de comunicación han manejado la información a su antojo para desacreditar la denuncia, provocando un caso más de impunidad.

En este sentido, exigimos alto a la revictimización de las mujeres abusadas sexualmente y asesinadas. Exigimos justicia y seguridad para las mujeres. Queremos que exista verdadera capacitación por mujeres expertas en el tema para los servidores públicos que carecen de sensibilidad para manejar los temas de violencia de género. Fuera la Guardia Nacional de las calles, no queremos militares, ni policías. Exigimos que Alfredo del Mazo dé la cara y resuelva e implemente políticas públicas que garanticen verdaderamente la seguridad de las mujeres.

¡Ni una menos, vivas nos queremos! ¡Policías en todos lados, justicia en ninguna parte!

Combativamente: Mujeres Organizadas México- Unión de la Juventud Revolucionaria de México.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *