Con la epidemia en México, el personal de salud es de los más vulnerables

¿Por qué agreden a médicos y enfermeras en este país?

El personal de salud, quedó en medio del desmantelamiento por la privatización del sistema de salud por décadas, de la falta de confianza hacia los gobiernos a todos niveles, de la sobre exposición a noticias falsas o de la falta de información y de la ignorancia, de las ideas religiosas: del castigo y la gloria eterna; también de la falta de programas de educación continua y capacitación para atender la nueva enfermedad. Por un lado, quedó entre el miedo que genera una nueva enfermedad mortal, la falta de medicamentos que tenga en control a los enfermos de diabetes e hipertensión arterial y otros padecimientos crónicos, y por otro lado frente a una infección que abruptamente se convirtió en un riesgo laboral, sin tratamiento, sin equipo de protección personal o la entrega a cuenta gotas de éstos. Se encuentra entre la incapacidad y corrupción de muchos directivos de centros hospitalarios, falta de organización interna, bajos estándares de la atención médica y, por otra parte, enfrente de una enfermedad en que no se pueden dar informes personalmente a los familiares enfermos y éstos no pueden estar juntos a sus camas.

Por eso son agredidos, porque son las personas que pueden violentar en la vía pública, que como el resto de los trabajadores son igualmente vulnerables porque deben de seguir laborando.

Cultura general: la pandemia anterior.

La pandemia de gripe de principios del siglo XX, que se extendió entre enero de 1918 y diciembre de 1920, se calcula que infectó a 500 millones de personas (la tercera parte de la población mundial de la época) y mató a 50 millones. Provocó además una reducción media del 18% en la producción industrial y en las áreas más afectadas, la depresión económica duró hasta 1923.

La coincidencia de esta epidemia con las propias consecuencias de la Primera Guerra Mundial dificulta mucho saber, dónde empezaron las consecuencias de una y dónde terminaron las de otra. La falta de datos macro económicos impide hacer un análisis global del impacto de esa epidemia en la economía.

Según John M. Barry (historiador estadounidense) en La gran gripe: la épica historia de la plaga más mortal de la historia (Penguin Group, 2004), refiere que la enfermedad se expandió “a través de América del Norte hacia Europa, América del Sur, Asia y África”. En ese tiempo, el virus se globalizó gracias al masivo y rápido movimiento de militares por todo el mundo.

Hoy la historia no es muy diferente. Sólo que la globalización y el transporte aéreo es lo que ha favorecido la expansión de la nueva enfermedad por Covid-19; los seres humanos son más vulnerables porque hay más personas hipertensas, diabéticas y obesas, por la densidad y movilidad urbana que impide la sana distancia donde viven más del 70% de la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *