La lucha obrera en el nuevo laminador de Arcelor Mittal

En Lázaro Cárdenas, Michoacán, alrededor de 2 mil obreros que trabajan en la construcción del nuevo Laminador de Arcelor Mittal, han dado una importante batalla contra los abusos de las compañías contratistas WP y Coconal, quienes al amparo de la trasnacional Arcelor Mittal violan los derechos laborales en todo momento.

Por medio de la Unión de Trabajadores Eventuales Industriales, que han caminado de la mano con el Frente Popular Revolucionario, han denunciado reiteradamente, por medio de volantes a puerta de fábrica y en redes sociales, el proceder inhumano, opresor y explotador de los patrones.

Ante la pandemia y a pesar de que Arcelor Mittal presumía al mundo la necesidad de cuidarse del virus, en ningún momento tomó medidas sanitarias, como facilitar lavabos, gel antibacterial, y espacios donde comer los alimentos, lo que llevó al contagio a cientos de obreros, de los cuales, por lo menos 9 se confirma que murieron, quienes a pesar de que el contagio fue dentro de la empresa, esta jamás reconoció el riesgo de trabajo, amparándose en que el gobierno federal, la Secretaria del Trabajo y los legisladores, no lo han legislado, es así como han abandonado a su suerte a los hijos y familia de los deudos como sucede en gran parte del país.

Es por ello, que ante las denuncias reiteradas y a falta de solución, los obreros decidieron estallar el 1er paro laboral el 1 de junio, ante lo cual, Arcelor Mittal se vio obligada a enviar a confinamiento a sus casas por casi 10 días a los obreros de la construcción, con el pago de la mitad de salario así como a generar medidas sanitarias y otorgar transporte, sin embargo, se mantuvo la amenaza de despidos, ante lo cual, la respuesta de los obreros de la Compañía Contratista Coconal fue contundente, llevando a cabo un nuevo paro laboral a finales de junio, con lo que la empresa se vio obligada a recular en sus negras intenciones. Al paso de los días, la indignación siguió creciendo, pues ambas compañías contratistas, retrasaban los salarios semanales, por lo que los obreros de la Compañía Contratista Coconal, el 13 y 14 de julio y posteriormente los de la compañía WP los días 16, 17, 18 y 21, acordarían, por medio de la presión, el pago de salarios adeudados, entrega de equipo de seguridad, pago de las cuotas atrasadas al Infonavit, pagos de tiempos extra, pagar una parte proporcional debido a que solo pagó la mitad el tiempo que duro el confinamiento, no despedir, ni descontarle a nadie, los días que duró la lucha, entre otras.

Esta jornada de lucha ha sido ejemplar para todos los obreros de la misma empresa, como de otras, que aún no dan el paso para la defensa de sus derechos básicos, que de antemano son mínimos, comparado con las grandes ganancias de los patrones obtenidas con la superexplotación que hacen de los obreros. Es de destacar, también, que el Sindicato Minero Sección 271, quienes son los titulares de Contrato Colectivo de Trabajo, con sus agremiados en el mismo centro de trabajo, han dado muestras de solidaridad con este movimiento, les llamamos a no dejarlos solos ante esta empresa y sus compañías contratistas antihumanas y superexplotadoras, lo que sí ha quedado claro en este movimiento, como los que se avecinen, es que nadie hará por la clase obrera lo que a ella misma le corresponde hacer, por mejorar sus condiciones de vida, pero sobre todo por acabar con esta moderna esclavitud, por un nuevo régimen y modo de producción sin explotados ni explotadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *