Burdos y canallas en el Gobierno de la Ciudad de México

El pasado 17 de junio se publicó la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, en su contenido se encuentran diversos artículos modificados del Reglamento Interno de la Caja de Previsión Social para Trabajadores a Lista de Raya del Gobierno de la Ciudad de México.

Esta Caja tiene la responsabilidad de administrar el fondo de pensiones y jubilaciones de casi 70 mil trabajadores, en ella está depositada también la aportación del fondo de vivienda de casi 30 mil trabajadores, y tiene la responsabilidad de manejar diversas prestaciones, como préstamos con bajo interés de la totalidad de sus agremiados.

Con el presente material queremos llamar la atención, para que valoremos algunos pormenores que se suscitan en torno a la presentación de estos cambios al Reglamento de la Caja, como la conocemos.

1º. Hasta el 10 de enero pasado dejó de tener funciones representativas el Comité Ejecutivo General del Sindicato Unico  de Trabajadores del Gobierno de la CDMX (SUTGCDMEX) que se impuso de manera interina por el Gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo.

2º. El proceso electoral para la renovación del Comité Ejecutivo General, fue nulificado por el Gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo y después descalificado por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, obviamente por órdenes de la Jefa de Gobierno.

3º. Fue instalado un Directorio a mediados del mes de febrero, que en un plazo determinado llamará a nuevas elecciones para que, por medio del voto, libre, universal y secreto, los trabajadores eligiéramos a la representación de los trabajadores, desde luego que con reglas y formas al gusto de la Jefa de Gobierno.

4º. Este Directorio carece de cualquier otra facultad, ya que su instalación está acotada únicamente para crear las condiciones para un nuevo proceso electoral

5º. La Caja cuenta, según su propio reglamento, con un Consejo Directivo, que para quedar formalmente constituido tiene en su estructura a dos representantes de los trabajadores de entre los que destaca el presidente del SUTGCDMEX

6º. Según la Gaceta Oficial, la reforma al Reglamento de la Caja se llevó a cabo en una sesión extraordinaria celebrada el 19 de marzo del año que corre, momento en que como hemos visto el CEG del SUTGCDMEX se encontraba acéfalo y en cuyo caso el Directorio carecía de toda facultad para representarnos en el Consejo de Administración de la Caja.

Luego entonces, las modificaciones que se presentan al Reglamento de la Caja, en la Gaceta Oficial carecen de toda legalidad, amén de que dichos cambios fueron aprobados por un Consejo sin la representación de quienes somos el sustento y objeto primario de este Órgano Autónomo, y por lo tanto una situación de la envergadura del Reglamento debe ser consultada por quienes somos parte fundamental de la Caja, por lo tanto todos debemos rechazar los cambios, incluidos los que solo son de forma y no de fondo.

Ya se escuchan las voces del charrismo diciendo que ellos no han sido los que avalaron esos cambios, por nuestro lado, estamos claros de que se trata de un madruguete de la patronal, por lo que llamamos a todas las secciones, principalmente a las que tienen agremiados a la CAPTRALIR, a que organicemos las acciones conducentes para dar marcha atrás a esos cambios y buscar de manera inmediata la aplicación de una auditoría económica a los fondos, de vivienda, prestaciones, pensiones y jubilaciones, manejados por la CAPTRALIR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *