SUTGCDMX, un monstruo sin cabeza visible

El Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), es un armatoste burocrático que desde hace muchos años se ha convertido en un “mercado negro” donde se mercadea todo; prácticamente todos los derechos de los trabajadores han tenido precio.

   Un monstruo en tales condiciones resulta de lo más pernicioso para los trabajadores, en cuyas fauces se encuentran aproximadamente unos 100 mil trabajadores, y que sus cuotas están en 60 pesos quincenales, en promedio; es decir, que es un monstruo que se alimenta de seis millones de pesos cada quince días, tan sólo de cuotas de los trabajadores, más lo que arroja el patrimonio sindical que consta de cinco salones de baile, un deportivo, tres balnearios, uno de ellos en el estado de Morelos, y un Hotel en Acapulco, más dos edificios, uno de los cuales esta arrendado, ubicado en pleno Centro Histórico.

   Cabe recordar que este monstruo enfrentó de manera abierta al Partido que hoy gobierna, en la contienda electoral pasada, ya que estaba bastante confundido con la soberana idea de que el Partido con el cual se aliaron (PRD) repetiría en el cargo, por eso, desde el inicio de la administración, el gobierno buscó la forma menos abrupta de descabezar al monstruo, para lo cual empleó una estrategia para propiciar confrontación al interno del mismísimo monstruo.

   Esta estrategia consistió en hacer creer a varios secretarios seccionales que en ellos (por separado) existían condiciones para suplir al “líder” al cual habrían de mochar; incluso se les soltó el anzuelo de que ellos contaban ya con “el visto bueno de la Jefa de Gobierno” y así más de uno se ensartó en el anzuelo.

Finalmente, ninguno logró los méritos necesarios para que la jefa palomeara a alguno de ellos, por lo cual se aceptó desde el tribunal federal de conciliación y arbitraje nombrar un directorio y que este fuera encabezado por el presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado. En la composición de dicho directorio están personajes que han sido coparticipes del cochupo sindical de los mismos a los que pretenden eliminar, pero que se acercan más a las posiciones del Partido que gobierna.

   Este directorio está rebasando las facultades que le confiere su constitución, ya que se confluye solo para preparar el proceso electoral para la renovación de la dirigencia, pero con el aval de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social se ha extendido en periodicidad y también en facultades, lo que lo convierte en ilegítimo, pero como conviene a los intereses de la jefa pues se le seguirá sosteniendo hasta encontrar condiciones que obliguen a cumplir con el mandato de preparar nuevas elecciones para elegir al representante de los trabajadores; hoy con este directorio ya dieron tres contundentes golpes a los derechos de los trabajadores, uno a la democracia sindical, dos la negociación del incremento salarial y tres la reducción de tiempo extra. Así las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *