La lucha por la reapertura de “El Mexe” es parte de la lucha en defensa de la educación pública

El 21 de noviembre de 2020, en el histórico edificio central de la Escuela Normal Rural “Luis Villarreal” de El Mexe, Hidalgo, se desarrolló el evento político cultural con el que decenas de egresados, aspirantes y militantes de organizaciones populares, celebraron el 94 Aniversario y ratificaron la demanda de reapertura de esta emblemática institución formadora de maestros rurales.

     Con poesía, canciones de protesta, posicionamientos políticos y una marcha que culminó con un mitin frente a la Presidencia del Municipio de Francisco I. Madero, se mantuvo en alto la exigencia al presidente de la República para que cumpla con el compromiso hecho en campaña y reafirmado como cabeza del ejecutivo federal.

     A 2 años de su toma de posesión, y aun cuando ha ordenado que se cumpla con la palabra empeñada, la voz del presidente de la República parece no tener peso alguno para el Secretario de Educación y el Gobierno del estado de Hidalgo. A pesar de que en las mesas de diálogo entre la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y el ejecutivo federal se han establecido acuerdos, hasta hoy no hay convocatoria para ingreso ni visos de iniciar la construcción de la zona habitacional para el servicio de internado en las instalaciones originales.

     En el evento político cultural, se hizo un amplio reconocimiento a la CNTE por su apoyo incondicional a la demanda de reapertura de la Normal, cosa que debiera hacer también la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM).

     La lucha de la CNTE-Hidalgo, padres de familia, aspirantes y organizaciones populares por la reapertura de la normal rural de “El Mexe” con sistema de internado, es parte de la batalla del magisterio democrático nacional en defensa de la educación pública, del normalismo y contra las reformas neoliberales orientadas a la privatización de la educación. La apertura del internado en la Normal Mactumactzá, mayor presupuesto y aumento de matrículas a las normales, plazas a los egresados, son demandas que la CNTE y la FECSM deben abrazar.

     Luego de un largo período de dispersión (provocada en parte por el confinamiento forzado como consecuencia de la pandemia), hoy la CNTE está obligada a retomar el método Movilización – Negociación – Movilización para exigir el cumplimiento de los acuerdos en las mesas con el presidente de la República. Para el caso de “El Mexe”, la emisión de la convocatoria, la conformación de la plantilla de personal, el inicio de clases en enero de 2021, la conformación de la organización estudiantil, la construcción del internado, son tareas que la CNTE-Hidalgo no debe dejar en manos del charrismo y el gobierno estatal.

     Paralelamente a la ruta rumbo al Congreso Nacional, a la resistencia contra las normas de la nueva mal llamada reforma educativa, al rompimiento del estado de excepción laboral, la CNTE debe convocar a todos sus contingentes y aliados para movilizarse en la Ciudad de México en el marco de la próxima mesa con el presidente de la República el 9 de diciembre. 

     La democratización del sindicato, la educación y la vida nacional, son banderas estratégicas de la CNTE que están más vigentes que nunca. Las experiencias de los casi 41 años de lucha han demostrado que solo la unidad, la organización y la lucha política en las calles pueden garantizar la solución de nuestras demandas más sentidas, así como el respeto a nuestros derechos y conquistas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *