América Latina y la depresión económica

Siendo América Latina una de las regiones más pobres del planeta, el impacto de la crisis y ahora depresión económica internacional, que azotó y azota a la clase obrera y los pueblos del mundo paralelamente y en consonancia con la pandemia causada por el virus SARS-CoV.2, ha sido desolador; todos los pronóstico apuntan a que América Latina y el Caribe en su conjunto, tardará por lo menos más de 10 años para recuperar sus niveles de crecimiento de antes del 2020, después de la caída del 6.8% del PIB del año pasado. 

     Lo alarmante es que este pronóstico nos remite a que entre el 2014 y 2019, la región apenas creció a una tasa promedio del 0.3%, es decir muy poco. 

     Millones de personas perdieron su empleo, millones más entraron en la dramática estadística de pobreza extrema, al riesgo de hambruna; la crisis ha traído una destrucción masiva de fuerza de trabajo. 

     La expectativa más reciente que la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe es que en este 2021, podría alcanzarse un crecimiento de un 5.9%, y en 2022 un 2.9%, un pronóstico muy optimista, basado en diversos factores externos que no son seguros, como el aumento del comercio exterior, que aumentaría los precios de las materias primas, e incluso esperando de que Estados Unidos no incremente su tasa de interés.

     La realidad es que la depresión económica que hoy azota América Latina, no depende solamente del escenario económico mundial, tiene sus raíces en el proceso de acumulación capitalista que se desarrolla en cada país, con una acelerada concentración de la riqueza en pequeños grupúsculos de oligarcas, a costa de la miseria de millones personas; así como la dependencia económica de todas las economías de esta región al imperialismo estadounidense, convirtiéndose en las últimas décadas en un territorio en disputa por las potencias imperialistas. 

     Esto llevará a un escenario de profundización de la lucha de clases de manera irreversible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *