¡Sale el gobierno priísta de Astudillo! ¡Entra la gestión morenista de Evelyn! (Parte II)

En el número anterior escribimos sobre el cambio de gobierno en Guerrero, que hoy concluimos con esta segunda parte.  

     Si bien estos acontecimientos no son culpa de Evelyn Salgado, asume una actitud pusilánime porque ni siquiera se digna a acompañar presencialmente estas manifestaciones, simple y sencillamente se escuda con el hecho de que “su gobierno aún no toma posesión” y por otro lado ya se reunió con Ángel Aguirre, uno de los empresarios-políticos más influyentes en Guerrero, cuyo acto no es “diplomático” porque demuestra que no existe una alternancia seria, al contrario, representa un continuismo que obedece a las lógica de Obrador de perdonar a los expresidentes y de servir a la oligarquía financiera, de acuerdo a ese contexto, Salgado Macedonio como buen obradorista que es defiende al pueblo trabajador de palabra, pero en la vía de los hechos también sirve a la oligarquía y no debemos olvidar que es accionista de La Jornada-Guerrero.

     La política del garrote y los oídos sordos que ha encabezado Astudillo no cesará con el gobierno de la 4T en Guerrero, al contrario, se agudizará mediante la represión selectiva omitiendo temporalmente la represión masiva, por consiguiente, el trato con las organizaciones sociales será de desmovilización y organización, caso contrario con las cámaras empresariales (Coparmex, Concaingro, Canaco, Cmic, etc.) y las familias burgués-caciquiles como los Astudillo (dueños de empresas recolectoras de basura y de escuelas privadas), los Figueroa (dueños de la línea comercial de autobuses Flecha Roja y la comercializadora de artículos para fiestas Figuermex) y los Aguirre (dueños de constructoras y comercializadoras como Travesa, Topacio y 2003, sin olvidarnos de su condición de terratenientes y ganaderos).

     En tanto en la Autopista del Sol se desencadenaron bloqueos de parte de la CETEG por el incumplimiento del gobierno del estado ante su pliego petitorio.

     Los habitantes de las Colonias Las Cruces, Libertad, Lirios e Independencia en Acapulco exigen el suministro de agua potable a la Capama (Comisión de Agua Potable y Alcantarillado) que desde hace dos meses adolecen del líquido vital en sus viviendas.

     Y en la Colonia Lerdo de Tejada correspondiente a dicho municipio portuario exigen que se normalice el servicio de luz doméstica con el que no cuentan desde hace dos días y hasta la fecha la Comisión Federal de Electricidad no les ha atendido oportunamente.

     A modo de conclusión, es mentira que el pueblo de Guerrero sea sumiso, el problema reside en nuestra incapacidad para tejer lazos fraternos con todas esas fuerzas dispersas, ahí es donde amerita una autocrítica seria y profunda de parte de los marxistas-leninistas porque la lucha económica es legítima y necesaria, pero también es necesaria la lucha política e ideológica para impulsar posiciones auténticamente de vanguardia, donde por lo menos logremos reducir por ahora los efectos de la crisis general del capitalismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *