Los resultados del primer trimestre, estancamiento y tendencia a la crisis

La economía mexicana está inmersa en las dificultades generales de crecimiento que tiene la economía capitalista a nivel mundial y la tendencia hacia la crisis que incluso es reconocido por los diversos organismos internacionales.

Esta tendencia general se refleja en los resultados de la economía mexicana del primer trimestre dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el crecimiento es menor al 1.7% del periodo previo y al 2.2% registrado en el primer trimestre de 2018, y es la tasa más baja desde el último trimestre de 2009.

En el crecimiento anual, el mayor aumento lo registraron las actividades primarias, con 5.9%. Le siguieron las actividades terciarias creciendo un 1.9% en los primeros tres meses del año. En contraste, las actividades secundarias se contrajeron 0.7%. El crecimiento anual se ubica en 1.3% en el primer trimestre.

Estos resultados son reconocidos por el mismo Alfonso Romo que habló de una “cachetadita” a la economía, y que López Obrador trató de contradecir en sus mañaneras señalando que lo que se está dando es una cachetada a la corrupción. Pero más allá de los dimes y diretes, se mantiene una tendencia general de crecimiento como la que se dio durante todo el periodo neoliberal, un crecimiento no mayor de 2 al 2.5% del PIB, y todo parece indicar que durante los dos primeros años del gobierno de López Obrador se mantendrá esta tendencia.

Con una industria estancada y contradictoriamente el sector agrícola se viene desarrollando, a López Obrador le interesa que la industria crezca a la par que el sector agrícola, por ello, sus grandes megaproyectos, corredor del Istmo, el Tren maya, el nuevo aeropuerto, y el proyecto integral Morelos, aún a pesar del descontento y oposición popular donde se van a desarrollar dichos megaproyectos.

En este marco la apuesta por el petróleo que está haciendo López Obrador y la construcción de la refinería en Tabasco que va iniciar en junio, dirigido desde la Secretaria de Energía, no puede detener las consecuencias negativas del crecimiento del capitalismo a nivel mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *