A tres años de mandato, mujeres protestan contra Donald Trump

El 20 de enero se cumplen tres años de la toma de protesta de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos de América. Las mujeres de las ciudades migrantes, de los barrios proletarios, de los sectores populares fueron protagonistas de la oposición a la política del régimen que representaba en campaña Trump y Clinton. A tres años, contingentes de mujeres organizadas de todos los estratos sociales salieron a las calles este sábado repudiando el régimen de violencia, hambre y esclavitud, exigiendo cárcel para el presidente y alto a la guerra imperialista.

Las mujeres del movimiento, independiente a los partidos electorales, no han bajado la guardia desde la jornada de campaña, la toma de protesta y cada aniversario, puesto que sus demandas no han sido atendidas. Esta protesta sirvió para evidenciar mediante denuncias el acoso que viven de partidarios afines a Trump o a los candidatos a presidente para convencerles, de que sus triunfos vendrán si votan por tal o cual; esta situación genera disputas internas, estrategias divergentes, apego al discurso de cambio sí y solo si con reformas y leyes, que no cambian la condición de las mujeres proletarias.

Esta marcha nacional es un éxito desde la perspectiva de mantener la unidad del movimiento en las calles aún frente a la filtración del régimen con sus diversas propuestas y espacios organizados por mujeres; el movimiento reconoció que a pesar de todas las promesas de cara a las elecciones presidenciales, en cada una no hay garantía de cumplimiento. Mucho menos interés en la agenda que han construido desde el movimiento de base. Reiteraron que han estado desde el 2016 y no van a parar, entres sus demandas está: el derecho al aborto, derechos civiles y la lucha contra el calentamiento global. La oposición a Trump ha sido un tema unificador para muchos sectores. “Uno, estamos en un año electoral”, dijo Carmen Pérez, co-presidenta original de la Marcha de Mujeres. “Dos, estamos en potenciales conversaciones de guerra, con el hecho de que EE.UU., ha golpeado a otro país.”

La Marcha Nacional de Mujeres agrupó a miles el sábado, se reunió en Washington, D.C., mientras que las marchas hermanas tuvieron lugar en Chicago, Nueva York, Milwaukee, Los Ángeles y Austin, Texas, entre otras ciudades. También se realizaron marchas y demostraciones en cinco continentes en ciudades como Oslo, Noruega; Chiang Mai, Tailandia; y Lagos, Nigeria.

En la página de Facebook de Women Rising, las organizadoras de Washington llamaron a salir a las calles, a que la protesta de este año revitalizara las fuerzas contra Trump y crezca la unidad de fuerzas que se manifiestan. “Iniciamos 2020 listas para terminar lo que empezamos.” “Acusamos al títere de Putin”. “Trump es un ladrón.”. “Cárcel para Trump” Demostraciones de diferentes formas tuvieron lugar, en algunas ciudades salieron 10.000 manifestantes entre mujeres, hombres, familias completas, de los estratos sociales más empobrecidos, migrantes y ciudadanos reconocidos por ley, en otras ciudades realizaron el performance “Un violador en tu camino”, mítines en monumentos históricos. Los carteles, lonas, mantas resaltaron las demandas más sentidas de las mujeres “Sino respetas nuestra existencia, espera nuestra resistencia”. “Todos necesitamos ser tratados con igualdad”. “Mi hija y a mi sobrina son guerreras de la justicia social”. “El cambio social está en el cambio de vida”.

¡No a la intervención imperialista!

¡Por los derechos y la emancipación de las mujeres!

¡Por una América libre y soberana!

Partido Comunista de México (marxista-leninista).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *