Querétaro: muchos candidatos y ninguna opción para el pueblo trabajador

A pocos meses de un nuevo proceso electoral en donde se gastarán casi 150 millones de pesos, se vislumbra el acto descrito por Noam Chomsky “la elección es, esencialmente, un método para marginar a la población. Se monta una gigantesca campaña propagandística para que la gente ponga toda su atención en estos espectáculos…” Y por si duda quedara, en el teatro de los 11 partidos contendientes se brinda la opción de un cómico (al pueblo circo) Carlos Villagrán (Quico del “Chavo del 8”) y nuevamente Adolfo Ríos (futbolista).

     Así están algunas de las opciones para los mayores de edad de los 2 millones 360 mil habitantes de ésta la cuna de la conspiración de la independencia, junto a otras opciones de profesionales que han hecho sus riquezas robando y sometiendo a los trabajadores asalariados. De entre ellos resalta Mauricio Kuri, la representación más clara entre candidato, partido y proyecto, educado en escuelas privadas y con ascendencia de negociantes; siéndolo él mismo y representando a los empresarios burgueses, se catapultó a la política, con una sobrada confianza de los dominios y control en el estado que comprobó el panismo con la propuesta de la “Ley Garrote” presentada por su sobrina Tania Palacios Kuri, que une por sangre a los del PRI y PAN.

     En tanto que, otra de las posibilidades, aún ante el descontento de muchos morenistas que optaban por Santiago Nieto o Gilberto Herrera, es Celia Maya (2 veces candidata) a quien le otorgaron el “Sí se puede”.

     En ese corto panorama, claro es que ningún candidato es opción real para responder a las necesidades de la población vulnerable por carencias sociales (32.6 %) o los que están en la informalidad laboral (48.1 %) lo mismo que no resuelve la condición de los jóvenes estudiantes que en esta pandemia han abandonado las escuelas, ni favorecen a los pequeños productores agrícolas que no tienen garantías en sus cosechas, o a los vendedores ambulantes que en estos tiempos de Covid-19 se han triplicado.

     Opción: organizarnos los necesitados y luchar juntos por nuestras demandas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *