Evergrande, monopolio chino hacia la quiebra

China tiene la taza de propiedad más alta del mundo, el 90% de los ciudadanos chinos son propietarios de su vivienda, en la zona urbana los propietarios son el 87%, mientras que el 96% en la zona rural son propietarios; el objetivo que busca el gobierno chino en este proyecto es alcanzar el 100% en ambas, sin embargo, la inmobiliaria Evergrande -el monopolio inmobiliario- encargada de este proyecto se encuentra a punto de la bancarrota, según economistas esto traerá una crisis de efecto domino a nivel mundial.

El 20 de septiembre hubo una crisis en América Latina con la caída de la bolsa de valores, de la cual, Argentina se llevó la peor parte con una caída del 6.21% y la bolsa brasileña, que retrocedió un 2.33 %, sumando lo anterior, la posible pérdida de 200 mil empleos directos más 3.8 millones de empleos indirectos y la caída del bitcóin con un 8% rondando los 43 mil 800 dólares, su nivel más bajo desde agosto, provocando temor por la desaceleración económica que podría provocar la quiebra de Evergrande, que trae de vuelta el recuerdo de Lehman Brothers, cuya caída es considerada el inicio de la crisis financiera global de 2008, según analistas económicos la afectación a México será limitada -poniendo en duda dicha cuestión-.

Evergrande tiene activos 1300 proyectos inmobiliarios en 280 ciudades; en la caída puede arrastrar a diversos gigantes financieros internacionales, como Ashmore Group PLC, BlackRock, UBS, HSBC y el Royal Bank. La opción es que el gobierno chino reestructure o asuma la deuda de la inmobiliaria y pague a sus acreedores, disminuyendo el nerviosismo en los mercados, pero mandando la señal de que el gobierno chino rescatará a las empresas que a pesar de no ser rentables, por su tamaño son un riesgo sistémico.

Hui Ka Yan es el quinto hombre más rico del mundo, gran parte de su riqueza deriva de su participación mayoritaria en Evergrande y de los dividendos e

n efectivo que ha recibido de la empresa desde su cotización en 2009 en Hong Kong. Hui se ha embolsado alrededor de ocho mil millones durante la última década gracias a los “generosos” pagos de Evergrande, según cálculos de Bloomberg. No se sabe cómo Hui reinvirtió esos dividendos, en consecuencia, las élites se multiplicaron en los últimos años en ciudades como Pekín, Shanghai, Estambul, Río de Janeiro, Moscú, Yakarta, Bombay, Panamá, entre otras.

En los últimos años los multimillonarios crecieron a un ritmo de 8.5 por ciento anual; tal como lo dijo Lenin “Así es la economía mercantil, que necesariamente origina la competencia entre los productores de mercancías, la desigualdad, la ruina de unos y el enriquecimiento de otros.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *