Leyendo a los clásicos | Sobre el Partido revolucionario del proletariado (VI parte)

Lenin, demostró sobre la base de la teoría marxista revolucionaria que las masas  de la clase proletaria solo si cuentan con un Partido dirigido por una teoría de vanguardia se podía cumplir su misión de combatiente de vanguardia, en su lucha de emancipación, de otro modo no alcanzaría su objetivo, esto lo plasmó en su obra el ¿Qué hacer?.

En la misma obra muestra la relación entre espontaneidad y conciencia, las diferencias entre la política sindicalista y socialdemócrata, señalando que: “Al obrero se le puede dotar de conciencia política de clase sólo desde fuera, es decir, desde fuera de la lucha económica, desde fuera del campo de las relaciones entre obreros y patronos.”. Al criticar el “economismo” y el “espontaneismo.” Agrega: “el tradeunionismo (economismo) no es otra cosa que el sojuzgamiento ideológico de los obreros por la burguesía. De ahí que nuestra tarea, la tarea de la socialdemocracia, consista en combatir la espontaneidad, en apartar el movimiento obrero de este afán espontáneo del tradeunionismo, que tiende a cobijarse bajo el ala de la burguesía.” Insiste:“todo lo que sea rebajar la ideología socialista, todo lo que sea separarse de ella significa fortalecer la ideología burguesa.” (Ibid). Las acciones espontaneas persisten en la actualidad, por ello, una tarea fundamental del Partido en el movimiento obrero y popular es hacer conciencia de la necesidad de la lucha política, del desarrollo de formas más elevadas de lucha y organización, evitando caigan en el reformismo y en la conciliación de clases. Los movimientos combativos de masas deben planificar, sistematizar y desarrollarse sobre una base organizativa democrática y centralizada para avanzar y obtener triunfos. La enorme obra de construcción de Lenin, plasmada en el ¿Qué hacer? tiene una significación histórica, la continuación consecuente del marxismo, contrario a lo que dicen sus detractores a favor del Partido de varias corrientes ideológicas o políticas, de las falsas democracias horizontales o del verticalismo o autoritarismo que rige a los partidos burgueses, Lenin muestra que la construcción del Partido de nuevo tipo, del Partido único, con una sola ideología y política, dirección y disciplina, fusionando el socialismo científico con el movimiento obrero, fortalece a la clase obrera en su camino hacia la victoria, en su lucha de emancipación.

Tomado del Vanguardia proletaria No. 524 del 15 al 31 de marzo de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *