La crisis capitalista produce la creciente depauperación de la clase obrera

A diario, desde que estalló la presente crisis, se dan datos sobre el desempleo, miseria, hambre, enfermedad y muerte, del proletariado. Si bien es cierto que la producción capitalista produce la depauperación, en período de crisis y pandemia, como la actual, esta se acelera y acrecienta.

La depauperación se manifiesta en dos formas principales:

  1. a) En el desgaste inmoderado de la fuerza de trabajo, en relación con los medios para su reproducción diaria y en la destrucción de las condiciones generales de reproducción de la fuerza de trabajo. Reducción del salario, extensión de la jornada, absorción de trabajo infantil y femenil, intensificación del trabajo, falta de vivienda, educación, medios de vida para cuidar la salud, etc., miseria, hambre, hacinamiento, enfermedades, muerte prematura o una situación interminable de enfermedad. Este empobrecimiento de los trabajadores es la base de la lucha de clases, que no salta los linderos del régimen de producción capitalista.
  2. b) En la desposesión por el capital y la acumulación para sí, de todas las facultades físicas y mentales de los trabajadores a través de los métodos de producción de plusvalía relativa, cuya forma superior es la producción maquinizada. Degeneración y descomposición de todos los órganos y procesos orgánicos de los trabajadores. Aniquilación de las facultades naturales de la especie de los obreros. La acumulación de capital es una concentración de las características humanas, de la especie, que se han sustraído a su nervio vital, que son los trabajadores, por medio de un proceso de anulación de su naturaleza biológica.

Bajo esta definición se expresa la depauperación de los trabajadores en la presente crisis:

*Falta de servicios de salud y seguridad social

*Accidentes y muertes causados por el trabajo

*Enfermedades y muerte causados por el trabajo y la pandemia

*Absorción y explotación de la fuerza de trabajo de mujeres y niños.

Todo este proceso de depauperación de la clase obrera no se detendrá con el actual gobierno y su política de “bienestar”, sólo tomará nuevas formas. La clase obrera en la lucha por su emancipación, es la única capacitada, económica y políticamente, para que por medio de la revolución proletaria, termine de raíz con la depauperación creciente del proletariado y mayorías populares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *