Leyendo a los clásicos | La ruptura con la II Internacional oportunista-socialchovinista

La traición de los socialdemócratas de la II Internacional, encabezada por el Partido socialdemócrata alemán, al apoyar los créditos de guerra a favor del imperialismo, en la Primera Guerra Mundial, tuvieron la oposición de los socialdemócratas revolucionarios de diferentes países de la misma Internacional, quienes defendieron al marxismo, es decir, los objetivos históricos de la clase obrera, contra el pacifismo y más bien exigir el cese de la guerra. Que como escribía Lenin en este texto, “la paz, solo tiene un sentido proletario cuando se llama a la lucha revolucionaria. Sin una serie de revoluciones, la pretendida paz democrática, no es más que una utopía pequeñoburguesa.

Y afirma Lenin, la posición marxista, “es la que dé una respuesta completa y clara sobre lo que ha pasado, qué es el imperialismo y cómo se debe luchar contra él”, contra el oportunismo, que llevaron a la II Internacional a la bancarrota y que deben construir una Internacional abiertamente marxista, sin ellos y contra ellos en una guerra de vida o muerte, que dependa de su propia fuerza y del marxismo, “que podrá asegurarnos, tarde o temprano, la simpatía de las masas proletarias de verdad”.

La experiencia de la socialdemocracia rusa, encabezada por Lenin y Stalin habían dado una dura batalla contra el oportunismo en sus filas y con lo vivido en la II Internacional confirmaban la validez de la lucha contra esas tendencias dentro del movimiento, pues estos, decía Lenin, se convirtieron en chovinistas e impidieron que la clase obrera viera con claridad esta disputa entre los oportunistas y los socialistas, porque eso educaría con mayor rapidez a los obreros atrasados y los atraería a las filas del Partido socialdemócrata (marxista).

Además, escribía Lenin, la ruptura con la II Internacional oportunista-socialchovinista, es necesaria e inmediata y a nivel internacional. Y para construir una organización marxista internacional es necesario que: se construyan partidos marxistas independientes, se consideren si están maduras las condiciones, si es así los marxistas revolucionarios rusos ingresarían, sino es así serán la oposición más firme y “hasta que se cree en los diferentes países la base para una asociación internacional obrera, que se situé en el terreno del marxismo revolucionario”. Que los marxistas rusos trabajarán sin descanso por construir “la sección rusa de la Internacional marxista”, afirma Lenin.

 

La reconstitución de la Internacional, de V. I. Lenin.

Obras Escogidas, en 12 tomos. Tomo V.

El Socialismo y la Guerra. Edt. Progreso. Moscú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *